Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Educación

Una fórmula matemática permite predecir el riesgo de embarazo múltiple en la fecundación in vitro

Este modelo se basa en el número de embriones implantados y en la tasa de implantación del centro médico

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 7 octubre de 2005
El hospital vizcaíno de Cruces presentó ayer un modelo matemático que permite conocer el riesgo de embarazo gemelar o triple en los tratamientos de fecundación in vitro. "Esta fórmula se hace para determinar el número ideal de embriones a implantar. Así podemos decir a la paciente en cuánto aumenta la probabilidad de que quede embarazada de uno o de más hijos, si pasamos de usar dos embriones a tres", afirma el doctor Roberto Matorras, del departamento de Ginecología del centro.

La implantación de embriones ya formados en el útero es una de las técnicas médicas para el tratamiento de la infertilidad. En España, la Ley de Reproducción Asistida sólo permite transferir un máximo de tres embriones a cada paciente para evitar los riesgos de un embarazo múltiple. "Los bebés pueden salir de forma prematura y con secuelas. El parto se puede complicar y producir hemorragias. Además, genera problemas económicos, familiares e incluso éticos, ya que conlleva la pérdida de numerosos embriones", asegura Matorras.

Especialistas vascos, cántabros y valencianos han confirmado que los embriones se "ayudan" mutuamente a implantarse en el útero, es decir, que hay más probabilidad de embarazo cuando son varios. "Pero también aumenta la posibilidad de un embarazo múltiple", añade el doctor.

Gemelos o trillizos

El 30% de la esterilidad femenina se debe a un problema de ovarios y otro 30-40% a trompas cerradas. Los tratamientos para combatir este problema conllevan el riesgo de embarazo múltiple. Ahora, una fórmula matemática puede predecir la probabilidad de que eso suceda.

Los dos parámetros principales en los que se basa este modelo son el número de embriones implantados y la tasa de implantación del centro, es decir, del total de embriones transferidos en cada centro, cuántos se han desarrollado. Por ejemplo, en el hospital vizcaíno esta tasa se sitúa en el 18% cuando se implanta un solo embrión. Si se utilizan dos, habrá un 25% de posibilidad de embarazo simple, y un 6% de traer gemelos. Y si se transfieren tres embriones, los porcentajes son del 26% para quedarse embarazada de un único hijo, un 12% de que sean gemelos y un 3% de tener trillizos.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones