Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Educación > Cultura y ciencia

Valentí Gómez i Oliver, Presidente del Observatorio Europeo de Televisión Infantil

Las televisiones han desatendido al público infantil porque no les interesa

Los contenidos de la televisión deberían ser formativos, educativos y entretenidos. Ésta es la premisa principal sobre la que trabaja el Observatorio Europeo de la Televisión Infantil, OETI, organismo que preside, desde su creación en 1988, Valentí Gómez i Oliver, profesor universitario, crítico literario y traductor. El Observatorio pretende ser un auténtico punto de observación, información y consejo sobre la televisión infantil, además de servir de instrumento para todos aquellos que participan en este ámbito: niños, padres, educadores, productores, encargados de programación…, aportando un punto de vista ético y pedagógico sobre los contenidos infantiles en la programación televisiva actual.

Según el barómetro de audiencia televisiva del pasado mes de enero los niños de 4 a 12 años pasan una media de 153 minutos al día frente a la televisión. Antes de valorar la calidad de lo que ven, no cree que habría que preguntarse por qué los niños y niñas pasan tanto delante de la televisión

Los niños ven tanta televisión por el contexto actual en el que viven. No hacen más que imitar lo que hacen otros niños, los jóvenes, los adultos… y la tele se ha convertido en los hogares en un icono de acompañamiento, ¡Cómo no la van a ver! Por eso, nosotros desde el Observatorio insistimos en los contenidos, que son fundamentales, porque la televisión no sirve sólo para distraerse, sino también para informarse y educarse. Si sabemos que los niños consumen mucha televisión tenemos que intentar mejorar lo que ven.

Atendiendo a los contenidos, ¿cómo describiría el panorama actual de la programación infantil en España?

El panorama no es bueno, partiendo de que las televisiones generalistas han suprimido de sus parrillas la programación infantil, se ha desatendido a este público porque no les interesa. Hay que tener en cuenta que en las televisiones las palabras claves son mercado y audiencia y para ellas el tárget infantil no es suficiente.
«En las televisiones las palabras claves son mercado y audiencia y para ellas el «target» infantil no es suficiente»

No hay entonces un interés real por la programación infantil.

Efectivamente, no hay una conciencia lo suficientemente importante sobre la programación infantil y no se plantea esta cuestión de una manera seria en España. Orientar hacia un programa a los niños exige esfuerzo, planificación y un método de trabajo por parte de las televisiones, pero para ellas es mucho más fácil emitir programas contenedores o comprar programas de animación hechos en otras partes del mundo, que no están mal, pero no tienen nada que ver con lo que interesa aquí.

¿Qué interesa aquí?

Para el Observatorio lo ideal sería diseñar una verdadera programación infantil y juvenil en la que los niños fueran tratados como cualquier otra audiencia y tuvieran los mismos tipos de programas, evidentemente adaptados a su mentalidad. Lo óptimo sería que a los niños se les pudiera oír y ver, pero no imitando a los adultos como en algunos programas actuales, sino atendiendo realmente a lo que ellos tienen que decir.

¿Conoce algún órgano regulador de contenidos a nivel nacional en España?

No. España es el único país de Europa que no tiene un órgano regulador a nivel estatal. Hay un Consejo Superior Audiovisual en Andalucía, en Navarra y en Cataluña, pero a nivel nacional todavía se está peleando para que se cree.
«España es el único país de Europa que no tiene un órgano regulador a nivel estatal»

¿Ha servido de algo el convenio de autorregulación sobre contenidos televisivos e infancia suscrito por los operadores de televisión en España?

No de mucho. La autorregulación está bien, pero siempre que presuponga una regulación. En la medida en que no haya una conciencia social y cívica de que la televisión es un bien social y que la autorregulación sirve para mejorar y no es un enemigo, las cosas poco pueden cambiar.

¿A qué se refieren en el Observatorio cuando hablan de contenidos éticos? ¿A qué principios responde?

Estamos hablando de los valores formativos, educativos y entretenidos que todos nosotros, desde una cultura occidental, podemos asumir. Valores como el respeto, la tolerancia, la no discriminación, aquellos que todos conocen pero que curiosamente muchas veces no se cumplen.

¿Cómo es la programación infantil en otros países? ¿Podríamos hablar de un país modelo?

En los países nórdicos, en Australia y Nueva Zelanda y, en general, en los países anglosajones hay una mayor conciencia sobre programación infantil. En estos países han consagrado una palabra básica, que es educación, tanto formal como informal. Saben que sin educación no hay crecimiento personal y, conscientes del poder educativo que pueden tener los medios audiovisuales, están invirtiendo en ellos.

¿Cree que los contenidos de la programación infantil de hace 25 años eran mejores que los actuales?

La televisión hace 25 años era más cuidadosa, había una única pantalla y por supuesto existía una programación infantil que ahora ha desaparecido.

Tengo un hijo que es menor de edad. Aconséjeme qué puede ver en la televisión.

Los programas ideales son aquellos que intentan combinar en alguna medida tres elementos: entretenimiento, formación y educación. Es decir, una televisión que divierta pero que a la vez forme y eduque.

El niño frente al televisión, ¿sólo o acompañado?

Los padres deberían encontrar un poco de tiempo para ver la televisión con sus hijos, de modo que sean intermediarios entre ellos y los contenidos, que ellos aprendan y nosotros aprendamos de ellos a la vez creando una complicidad entre ambos.


Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto