Alfombras olfativas para perros: ¬Ņqu√© son y c√≥mo se utilizan?

El olfato permite a los perros recibir todo tipo de información del entorno. Estimular este sentido es muy importante para el bienestar físico y emocional del animal. Las alfombras olfativas son ideales para fomentar esta capacidad
Por Sonia Recio 11 de abril de 2023
qué son las alfombras olfativas
Imagen: iStock
Las alfombras olfativas son una herramienta muy √ļtil para que los perros entrenen el sentido del olfato, al tiempo que juegan, se relajan y estimulan su mente. Dentro esconden recompensas ocultas a la vista que el animal debe localizar. Pueden tener distintos dise√Īos, estar confeccionadas con diferentes materiales y contar con m√ļltiples texturas. Incluso, con algo de ma√Īa, podemos fabricarlas nosotros. Escojas una opci√≥n u otra, es muy importante utilizar de forma adecuada este tipo de alfombras ya que, en caso contrario, en lugar de ser beneficiosas para el can, le podr√≠an generar estr√©s, rabia y frustraci√≥n. Esto es todo lo que tienes que saber si te decides a usar una alfombra olfativa.

El sentido del olfato canino

De todos los sentidos, el del olfato es el más desarrollado en los perros. El olfato les permite obtener información del entorno y comunicarse con otros iguales. Su capacidad olfativa es realmente abrumadora: poseen entre 200 y 300 millones de receptores frente a los cinco millones con los que cuenta el ser humano. Además, y con el objetivo de aumentar ese volumen olfativo, los canes inhalan y exhalan con rapidez.

Los perros no huelen como nosotros, lo hacen más profundamente y con todo lujo de detalles. En esto tiene mucho que ver el órgano de Jacobson (o vomeronasal), que se encuentra localizado en la cavidad nasal, sobre el techo de la boca. Sirve para detectar las feromonas, lo que les ayuda a identificar a animales y personas. El órgano de Jacobsen también está presente en otros mamíferos, reptiles, anfibios e insectos.

La importancia de estimular el olfato en el perro

Avivar el sentido del olfato en los canes es vital para que se desenvuelvan con soltura en el entorno y puedan interactuar de forma adecuada con otros individuos. Es, en definitiva, necesario para que el animal sea feliz, tanto física como cognitivamente.

Los paseos, sobre todo si son en el campo, son la mejor manera de que nuestro compa√Īero peludo entrene las capacidades olfativas. Dar libertad al perro para hundir su hocico en diferentes lugares, aun a riesgo de que ingiera algo no deseado, le supondr√° una experiencia muy enriquecedora.

Asimismo, debemos dejar que el can interact√ļe con otros colegas. ¬ŅSab√≠as que pueden reconocer a otros cong√©neres, aunque no los hayan visto en a√Īos?

Alfombras olfativas para trabajar el olfato canino en casa

Otra forma de potenciar el sentido del olfato del perro, pero esta vez sin salir de casa, es utilizar una alfombra olfativa. Son tapices realizados con flecos o trozos de tela entretejidos de distintos tama√Īos, texturas, colores y formas. Su fin es esconder peque√Īas recompensas o premios en su interior, que deben ser localizadas por el animal a trav√©s del olfato. 

Las alfombras olfativas se han puesto muy de moda en los √ļltimos a√Īos. Tanto los veterinarios como los educadores caninos las recomiendan. No solo por sus beneficios para estimular el sentido del olfato de los perros, tambi√©n por su utilidad en el √°mbito cognitivo y por su capacidad para modificar posibles conductas ansiosas en el animal.

cómo estimular el olfato del perro
Imagen: iStock

‚úÖ Beneficios de las alfombras olfativas

  • Favorecen el desarrollo motor y olfativo. 
  • Entretienen y divierten.
  • Ayudan a incrementar la concentraci√≥n.
  • Reducen el estr√©s.
  • Estimulan el sistema cognitivo.

✅ Cómo usar una alfombra olfativa

M√°s all√° de cu√°les sean los beneficios que queramos lograr con la alfombra olfativa, es muy importante usarla de forma adecuada; en caso contrario, lo √ļnico que conseguiremos ser√° que el animal se estrese y frustre.

Con el fin de que se centre en oler los premios, debemos apartar todos los demás posibles estímulos odoríficos que haya cerca. Así que la cocina no es buen lugar para instalar la alfombra, que además debe quedar lejos del comedero.

Lo primero es hacer que el perro sepa para qu√© sirve la alfombra olfativa. Debemos entrenarle para que la identifique no como un lugar en el que tumbarse, sino como un espacio para divertirse. ¬ŅC√≥mo?

  • Tendremos que empezar el trabajo desde cero, colocando los premios sobre el tapete para luego ir ocult√°ndolos.
  • De forma gradual, debemos enterrarlos m√°s abajo, utilizando los distintos escondrijos para que as√≠ se esfuerce en localizarlos. 

✅ Qué alfombra olfativa elegir

A la hora de elegir una alfombra olfativa hay que tener en cuenta el tama√Īo del perro. Si escogemos una muy peque√Īa, con poco espacio para esconder los premios, el animal se cansar√° r√°pido. Lo conveniente es optar por un tapiz de buen tama√Īo, pero sin perder la cabeza: si nos pasamos de cent√≠metros cuadrados, el can puede agotarse y terminar abandonando la b√ļsqueda.

El material con el que est√© confeccionada la alfombra es tambi√©n importante. No debe ser t√≥xico, ha de ser resistente (tanto a los mordiscos como a las escarbadas), permitir el lavado (si es posible a m√°quina) e incorporar en la parte inferior una superficie antideslizante (en caso contrario, terminaremos con el perro y la alfombra en cualquier lugar de la casa). 

Tras estas condicionantes, solo queda escoger una alfombra a nuestro gusto y, como no, al de nuestro compa√Īero de cuatro patas. Las hay muy b√°sicas y sofisticadas, de llamativas formas, diversos colores y m√ļltiples bolsillos o escondrijos para las recompensas, lo que las hace m√°s o menos complejas para el animal. El precio se incrementa o reduce en funci√≥n de lo que pidamos, por supuesto.

✅ Cómo fabricar nuestra propia alfombra

Si somos algo ma√Īosos y no se nos da mal la costura, podemos confeccionar una alfombra olfativa nosotros mismos.

  • Para ello, tendremos que utilizar una rejilla antideslizante que colocaremos como base (valen las que se ponen bajo las alfombras o los fregaderos).
  • Despu√©s, solo hay que coser distintas telas entre s√≠ o usar una √ļnica pieza y unir otras en forma de bolsillos o de flecos, para esconder los trofeos olorosos.

Recuerda que lo m√°s importante es obtener un tapiz resistente o terminar√° destrozado por el perro en su afanosa primera b√ļsqueda. 

Sigue a Consumer en Instagram, X, Threads, Facebook, Linkedin o Youtube