Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Mascotas > Perros > Convivencia y psicología

10 animales que pueden ser mascotas (y otros que nunca deberíamos tener en casa)

Algunos animales son perfectos para tener en casa, pero otros no deberían estar jamás en el hogar. Te contamos cuáles son y por qué

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: domingo 26 diciembre de 2021
animales que no se pueden tener como mascotas Imagen: BiancaVanDijk

No todos los animales son mascotas y no todas las mascotas pueden convivir con todo tipo de personas. Hay especies protegidas y otras en peligro de extinción cuya tenencia está prohibida. Además, aquellos que son libres no deben ser “secuestrados” para vivir en cautividad. Si nos planteamos compartir espacio con un animal, la vivienda ha de estar adaptada a los requerimientos de la mascota y es importante recordar que las especies salvajes no deben ser encerradas en un entorno doméstico. Estos son los 10 animales perfectos para tener en casa y los que no deberían ni entrar.

Según datos de la Asociación Nacional de Fabricantes de Alimentos para Animales de Compañía (ANFAAC), en España hay más de 28 millones de mascotas registradas. La cifra supone que en la mitad de los hogares reside un animal. La cantidad no ha dejado de aumentar cada año; en 2013 el censo de mascotas apenas superaba los 16 millones. De acuerdo con la ‘III Edición Estudio Anual sobre Mascotas en España’, el perro es el gran elegido como compañero de vida, seguido del gato, los pájaros, los peces, los roedores y los reptiles.

Contemplando esta radiografía animal parece que a los españoles nos gusta compartir la vida una mascota. Además de compañía, proporcionan momentos de gran felicidad. Durante la pandemia han sido un gran sostén emocional —y a veces físico— para sus dueños. Sin embargo, y pese a que el corazón a veces nos diga lo contrario, no todos los animales pueden formar parte de nuestro hogar.

Hay que aplicar la razón: la vivienda ha de estar adaptada a los requerimientos de la mascota y nuestros hábitos de vida tienen que amoldarse a los ritmos del animal. También es importante recordar que las especies salvajes no deben ser encerradas en un entorno doméstico.

10 mascotas con las que convivir

Dónde residamos, cómo sea la vivienda, qué hábitos de vida tengamos y las características de los miembros de la familia son factores determinantes a la hora de decidir qué tipo de mascota es la más apropiada para compartir vida. “Una casa con jardín es perfecta para un perro y menos adecuada para un gato. Si hay niños, los roedores son buenos compañeros, y también las tortugas”, recomienda Emilio Castro, veterinario y propietario de una clínica.

Teniendo en cuenta estas consideraciones, estos diez animales pueden resultar buenos candidatos como compañeros:

1. Perro

Es el mejor amigo. Lleva acompañando al humano más de 10.000 millones de años y compartiendo con él sus tristezas y alegrías. Antes de escoger un perro como mascota, es importante valorar si estamos preparados para comprometernos con su cuidado y bienestar. También debemos pensar qué raza es la más adecuada, ya que no todas precisan las mismas atenciones.

2. Gato

Los gatos son independientes y se adaptan con mucha facilidad a lugares pequeños. Son idóneos como compañeros de piso, pero su educación requiere algo de tiempo y ciertos esfuerzos. Si bien cada raza (y cada animal) es diferente, debes marcar unas pautas básicas para que la convivencia marche por buen camino desde el primer momento. Si resides en una vivienda con espacio exterior, deberás extremar las precauciones.

3. Pez

Los peces no requieren muchos cuidados, pero sí algunas atenciones. Además de alimentarlos a diario hay que limpiar con frecuencia la pecera y comprobar que tanto la temperatura como la iluminación son óptimas. Si nunca has tenido peces, es mejor ir poco a poco y sobre seguro. Comienza con especies resistentes y sociables con otros congéneres. Los ciprinos, neones chinos, daños, corydoras, pez cebra y guppy son buenas elecciones para los acuarios de agua cálida.

4. Tortuga

Es una mascota excelente para los niños. Requiere de unos cuidados sencillos, que implican aseo y alimentación, son longevas y, aunque no interactúan demasiado, resultan fascinantes. Antes de adoptar una tortuga, ten en cuenta la especie a la que pertenece, ya que hay algunas en peligro de extinción.

5. Gecko

Este pequeño lagarto es muy sociable (es raro que muerda) y activo, por lo que constituye uno de los reptiles más recomendados para tener como mascota. Come insectos, soporta muy bien las altas temperaturas y precisa de ambientes con poca humedad. Los geckos son pequeños y algo frágiles, así que hay que tener cuidado en su manejo, sobre todo si hay niños pequeños en la casa.

6. Conejo

ventajas de conejo como mascota
Imagen: Anastasia Gepp

Es una mascota perfecta para los niños. Son inteligentes, activos y, si se les acostumbra, muy dóciles. También pueden educarse para convivir en familia: responde a su nombre o a órdenes sencillas. Requieren pocas atenciones: con tener agua y comida a diario —sobre todo frutas y verduras— es más que suficiente. La higiene de la jaula es también fundamental, puesto que huelen bastante.

7. Pájaro

En general las aves son muy fáciles de cuidar, ya que no precisan de compañía humana a todas horas, tampoco necesitan un gran espacio, son sociables, longevas y apenas dan quehacer. Hay muchas especies de pájaros adaptas a vivir en cautividad; el periquito, el loro, el canario, la ninfa y el jilguero son las más populares.

8. Cobaya

Son unos roedores simpáticos, divertidos y muy cariñosos. Es una mascota excelente para los peques: pueden manipularlas sin temor a hacerlas daño y no muerden. A la hora de cuidarlas, hay que extremar la limpieza y proporcionarles agua, heno y verdura fresca a diario.

9. Hámster

Estos pequeños ratones son ágiles, entretenidos y dóciles. Suele ser una mascota muy querida por los pequeños de la casa, pero hay que extremar las precauciones en su manejo porque son animales delicados. Su cuidado es sencillo y necesitan muy poco espacio; equipar la jaula con túneles u otros entretenimientos para que se ejerciten es fundamental.

10. Hurón

El hurón es un animal curioso, muy activo y amistoso. Y educarlo para vivir en una casa es posible. Al hurón le gusta investigar y campar libremente; si tienes un jardín será mucho más feliz, pero deberás vigilarlo porque es tendente al “escapismo”. Has de tener cuidado al cogerlo, ya que si se ve amenazado o le agarras con mucha fuerza, se defiende con uñas y dientes.

¿Qué animales no deberíamos tener en casa?

Hay especies de animales protegidas y otras en peligro de extinción cuya tenencia está prohibida. Ambas están referenciadas en el Catálogo Español de Especies Amenazadas. Es el caso del lince ibérico, la manta, el tiburón toro, al azor, la abubilla, el visón europeo o el lirón careto.

Tampoco está permitido tener animales que no son considerados y autóctonos por representar un peligro para la fauna local. Están recogidos en el Catálogo Español de Especies Exóticas Invasoras. Entre estos animales están algunos tan populares como el erizo pigmeo, el cerdo vietnamita o el galápago de Florida, el cangrejo americano, la rana toro o la cotorra de Kramer.

erizo no se puede tener como mascota
Imagen: Tomasz Proszek

“Parece mentira, pero hay gente que los tiene. Muchos son importados, los echan a la maleta en un viaje. Insectos, arañas, peces, monos…, se traen cualquier animal a casa. Esto es un gran problema porque pueden convertirse en especies invasoras, como lo son las cotorras. Lo mismo ha ocurrido con los siluros, que ahora nadan por el Ebro”, advierte Castro.

“Tampoco se deben coger animales salvajes, ni de la calle ni del campo, por muy desvalidos que parezcan”, añade el veterinario. “A veces pensamos que estamos ayudando al animal y le estamos destrozando la vida”, concluye.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones