Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Mascotas > Perros > Higiene

Conjuntivitis en perros, en verano hay más riesgo

Una correcta higiene de los ojos del perro y evitar golpes o la introducción de objetos extraños ayuda a prevenir la conjuntivitis canina

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 19 agosto de 2013

La primavera y el verano son épocas con mayor riesgo para que el perro padezca una conjuntivitis alérgica. Además, los canes con ojos prominentes, como el pequinés y el carlino, son más propensos a padecer conjuntivitis. En este artículo se explica por qué el perro tiene más riesgo de padecer conjuntivitis en verano, el tipo de infección ocular canina más habitual y las medidas preventivas para evitar esta enfermedad.

Imagen: Isabel Michaelides

Perros y las enfermedades de sus ojos

La conjuntivitis del perro produce lagrimeo, enrojecimiento, picor y secreciones en sus ojos

Ciertas enfermedades oftalmológicas en perros son de carácter hereditario. El cocker y el caniche son razas propensas a padecer problemas oculares, entre ellas la conjuntivitis. Además, los ojos prominentes de perros como el pequinés y el carlino están más expuestos al viento y las bacterias, por lo que también suelen padecer más problemas oculares.

Las enfermedades de los ojos en el perro de carácter hereditario solo se pueden prevenir a través del diagnóstico temprano. Sobre todo, si se trata de una raza de riesgo o tiene antecedentes familiares relacionados con enfermedades oculares.

El lagrimeo, enrojecimiento, inflamación, picor y secreciones son síntomas de que el perro puede padecer conjuntivitis o una irritación ocular. Cuando se detecta este tipo de indicios en el perro es recomendable acudir al veterinario.

Perros con conjuntivitis, ¿por qué hay más riesgo en verano?

Las infecciones de ojos en perros pueden prevenirse con una correcta higiene ocular, con suero fisiológico

"La primavera y el verano son épocas más frecuentes para que un perro padezca conjuntivitis de tipo alérgico, por polen u otras sustancias ambientales", explica Carlos Quintana, veterinario. La sequedad del ambiente con el calor del verano y las partículas en suspensión que provocan alergia e irritan los ojos pueden desencadenar este tipo de conjuntivitis.

El cloro de la piscina también puede irritar los ojos del perro. Por ello, en verano -cuando más actividades al aire libre se realizan con el perro- hay que tener especial cuidado con la higiene ocular del can.

"El agua de manzanilla es un remedio que mucha gente piensa que es efectivo para limpiar los ojos del perro, pero está demostrado que no es así, ya que puede provocar más irritaciones", advierte Quintana. Lo más recomendable para mantener los ojos del perro limpios es el uso de suero fisiológico.

La conjuntivitis más habitual en el perro

La conjuntivitis más habitual en el perro es la denominada queratoconjuntivitis seca. Por norma general, se produce cuando el animal tiene alrededor de cinco años. No se trata de un tipo de conjuntivitis hereditaria ni contagiosa, sino autoinmune. Es decir el organismo se ataca a sí mismo.

Este tipo de conjuntivitis se caracteriza porque los ojos del perro se quedan secos y deshidratados. También aparecen, de manera recurrente, secreciones de color verdoso, no solo por la mañana, sino durante todo el día.

Un perro que no mejora con el tratamiento de la conjuntivitis puede tener esta enfermedad de carácter autoinmune: el organismo se ataca a sí mismo por causas desconocidas. Estos canes que sufren muy a menudo síntomas de conjuntivitis necesitan una tratamiento de por vida. También los hay que tienen que pasar por el quirófano para curar la enfermedad.

Conjuntivitis en perros, prevención

Una correcta higiene de los ojos del perro, así como evitar golpes o la introducción de objetos extraños, ayuda a prevenir la conjuntivitis caninas. Las siguientes pautas contribuyen a velar por la salud de los ojos del perro:
  • Limpiar los ojos del perro con una gasa empapada en suero fisiológico. Retirar las secreciones que se encuentren alrededor de los ojos, con cuidado de no frotar con demasiada fuerza.

  • Despejar los ojos del perro de pelo que entorpezcan su visión. El exceso de pelaje puede convertirse en un lugar donde queden atrapados polvo o bacterias, que se introduzcan en los ojos caninos.

  • Evitar que el animal introduzca la cabeza en zonas de matorrales o arbustos, que supongan un peligro al introducirse en sus ojos. Los golpes o entrada de objetos extraños en los ojos pueden provocar no sólo conjuntivitis, sino también pérdida de visión por traumatismos de diversa consideración.

  • No es recomendable que el perro descanse en un lugar expuesto a productos tóxicos, como pinturas, disolventes o gases.

  • No es aconsejable aplicar productos como: colirio, pomada, jabón o agua oxigenada, que no hayan sido prescritos por el veterinario.

  • Las revisiones periódicas del perro, sobre todo cuando el can es mayor de ocho años, son recomendables para detectar pronto cualquier problema ocular, como las cataratas.

  • Una alimentación equilibrada para el perro favorece la salud de sus ojos.

RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones