Por qué es importante lavar el comedero de tu mascota

El tipo de recipiente, los alimentos depositados y el m√©todo de limpieza son determinantes: descuidar el h√°bito de lavar estos utensilios puede provocar infecciones a los perros y los gatos, seg√ļn desvela un reciente estudio
Por Sonia Recio 2 de enero de 2024
como limpiar el comedero del perro
Imagen: mattycoulton
Para preservar la salud de nuestras mascotas es imprescindible mantener una higiene constante y regular de los recipientes destinados a su alimentaci√≥n. Un reciente estudio ha analizado la posible contaminaci√≥n microbiol√≥gica derivada del tipo de comida servida, el material del cuenco y la meticulosidad que ponen los due√Īos en la limpieza: la combinaci√≥n de estos tres factores puede propiciar el desarrollo de distintas bacterias en los comederos, como veremos a continuaci√≥n. Y no es un tema balad√≠. Los animales pueden enfermar, presentando una variedad de s√≠ntomas que van desde diarrea y fiebre hasta dolor de est√≥mago, seg√ļn el tipo de bacteria presente. En situaciones m√°s cr√≠ticas, los due√Īos tambi√©n pueden verse afectados por la contaminaci√≥n cruzada.

Hábitos de alimentación e higiene

Existe escasa literatura que aborde los h√°bitos de los cuidadores de animales de compa√Ī√≠a en relaci√≥n con la alimentaci√≥n y las pr√°cticas de higiene de los cuencos de comida de sus mascotas. Con el prop√≥sito de profundizar en este tema, investigadores de las facultades de veterinaria de las universidades de Tur√≠n y Bolonia (Italia) han llevado a cabo un estudio entre 351 due√Īos de perros y 186 de gatos.

Este estudio ha analizado con detenimiento si el m√©todo de limpieza, el tipo de alimento o el material del recipiente influyen en la contaminaci√≥n microbiol√≥gica de los comederos de los animales de compa√Ī√≠a. Estos son los datos que se manejaron para el an√°lisis:

ūü•£ Frecuencia de alimentaci√≥n

  • El 70,7 % de los canes eran alimentados dos veces al d√≠a.
  • En el caso de los gatos, el 43 % era alimentado principalmente ad libitum, es decir, con alimento siempre disponible.

ūü•£ Tipo de recipiente

  • Para los comederos de perros, el material m√°s com√ļn era el metal (67,1 %), seguido por el pl√°stico (38,1 %).
  • En cambio, en el caso de los mininos, el material m√°s com√ļn era el metal (37,6 %).

ūü•£ H√°bitos de limpieza

  • El 35,7 % de los cuencos de comida de los canes se limpiaba con mayor frecuencia despu√©s de cada comida.
  • En cuanto a los gatos, el 21,5 % se limpiaba despu√©s de cada comida, el 22,7 % una vez al d√≠a y el 19,3 % de dos a tres veces a la semana.

Contaminación microbiológica mayor en alimentos crudos

En el estudio se llevaron a cabo evaluaciones de los recuentos totales de bacterias aeróbicas mesófilas (TMABc), enterobacterias y bacterias patógenas (Salmonella spp., Campylobacter spp. y E. coli verotoxigénica [VTEC]) en 96 cuencos de comida destinados a perros. Es importante destacar que durante el estudio no se identificaron contaminaciones por Salmonella spp., Campylobacter spp. ni E. coli VTEC.

Los investigadores comprobaron que la comida h√ļmeda y el uso de recipientes met√°licos estaban vinculados con niveles m√°s elevados de contaminaci√≥n microbiol√≥gica. Las principales preocupaciones de los cient√≠ficos se centran en la manipulaci√≥n y el uso seguro de ingredientes c√°rnicos crudos, ya que las dietas que se basan en este tipo de alimentos (como la dieta BARF) se han identificado como fuentes de pat√≥genos bacterianos zoon√≥ticos. Por lo tanto, representan un riesgo tanto para los animales como para las personas.

dieta BARF mascotas
Imagen: iStock

Material del cuenco 

El tipo de material del comedero, ya sea pl√°stico, metal (acero inoxidable u otro similar) o cer√°mica, influye en la contaminaci√≥n por microorganismos, si bien los investigadores no recomiendan uno en concreto. 

La formación de biopelículas podría estar influenciada por diversos factores, como las características de la superficie de los cuencos (si son lisos, rugosos o de forma irregular), su estado (antes o después del proceso de limpieza, nuevos o viejos) y las condiciones del entorno (la temperatura o la presencia de restos de comida).

Limpieza y contaminación cruzada

En relaci√≥n con los m√©todos de limpieza, los comederos que se lavan con agua caliente y jab√≥n despu√©s de cada uso tienen recuentos medios m√°s bajos de bacterias en comparaci√≥n con aquellos lavados con agua fr√≠a o templada. Sin embargo, el uso de esponjas o pa√Īos introduce un sesgo significativo, ya que las bacterias pueden sobrevivir en estos utensilios.

Por ello, los recuentos de Enterobacteriaceae fueron m√°s altos en los recipientes lavados a mano en contraste con los lavados en lavavajillas, aunque no se observaron diferencias entre el lavado a mano y el lavado en seco.

La manera y el lugar en que se limpia el comedero desempe√Īan un papel crucial en la contaminaci√≥n cruzada de art√≠culos dom√©sticos. El estudio sugiere la importancia de investigar si los propietarios de perros lavan los cuencos de los animales en el mismo fregadero/lavavajillas que utilizan para la vajilla humana, con el objetivo de determinar si hay contaminaci√≥n cruzada en esos espacios.

Vehículos de transmisión bacteriana

Los cuencos de los animales, además de ser recipientes para la comida, también pueden actuar como vehículos de transmisión bacteriana. Diversos estudios han revelado que la superficie de los comederos para perros son el noveno objeto con mayor contaminación microbiana entre los elementos domésticos de uso diario. 

Adem√°s, los juguetes y los platos de agua presentan recuentos bacterianos muy elevados, lo que convierte a estos utensilios en posibles or√≠genes de contaminaci√≥n microbiol√≥gica. Este hallazgo subraya la importancia de prestar atenci√≥n a la higiene y limpieza de estos objetos para garantizar la salud tanto de las mascotas como de sus due√Īos.

Sigue a Consumer en Instagram, X, Threads, Facebook, Linkedin o Youtube