Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Mascotas > Perros > Alimentación

Mi perro es alérgico a la comida

Al igual que las personas, los perros pueden llegar a sufrir algún tipo de alergia, incluida la alimentaria

El can puede padecer alguna alergia a determinados ingredientes de su dieta habitual. La alergia es una reacción exagerada del sistema inmune ante sustancias que el cuerpo del perro no tolera bien. Los signos pueden variar, pero la mayoría de las reacciones incluyen las enfermedades de la piel (dermatitis) o algún tipo de dolencia gastrointestinal.

Imagen: Scott Savage

Las alergias a la comida no son tan raras en el perro. Junto a la alergia a la saliva de la pulga y las reacciones a algunas partículas presentes en el ambiente (polen o ciertos ambientadores), la alergia alimentaria es una de las más comunes en los canes. El animal puede incluso desarrollar, de forma inesperada, intolerancias a ingredientes de la dieta que ha ingerido durante años.

Existen factores genéticos que entran en juego a la hora de que nuestro perro desarrolle una alergia.

No existe ninguna medicación que cure una alergia: hay que actuar a través de la dieta

La hipersensibilidad no es tan rara, por ejemplo, en ciertos terriers, como el scottish o el cairn, y en algunas otras razas de mayor tamaño como los setters, los retrievers o los dálmatas.

Un perro adulto no está exento de desarrollar una reacción alérgica a los alimentos: puede aparecer a cualquier edad (aunque lo más común es que surjan entre el primer y el tercer año de edad). La veterinaria Nerea González explica que la mayor parte de las alergias alimentarias en perros que llegan a su consulta están relacionadas con "el almidón (presente en el arroz), el cordero y el pollo".

Los avisos de la alergia a un alimento

El cuerpo reacciona de forma visible cuando aparece una alergia. La piel suele ser una de las primeras en resentirse y desarrolla dermatitis. "La piel responde con enrojecimientos, descamaciones y picor constante", señala Nerea González. Para reducir el tan molesto picor, se recomienda administrar al perro ácidos grasos que tienen un efecto antiinflamatorio y reducen el prurito. Otras señales de alarma que alertan de una alergia, indica González, "son los vómitos y la diarrea". Por ello, una rápida visita al veterinario es fundamental ante las primeras manifestaciones de los síntomas alérgicos.

Manejar tres conceptos útiles acerca de las alergias a alimentos en perros ayuda a detectarlas a tiempo y a tratarlas de forma adecuada. Uno: suele ser común que un animal alérgico padezca más de una enfermedad alérgica. Dos: no existe ninguna medicación que cure una alergia. Tres: sobre todo se debe tener en cuenta que, para detectar una alergia alimentaria en nuestra mascota, el análisis de sangre no es un modo del todo eficaz. ¿Cómo se debe actuar entonces ante una alergia alimentaria en el perro?

Detectar a qué tiene alergia el perro

Para identificar las sustancias presentes en la comida que provocan alergia al can, se hace necesario someter al animal a una dieta hipoalergénica. Estas dietas suelen incluir una fuente de proteínas hidrolizadas e hidratos de carbono a las que el perro ha tenido poca o ninguna exposición previa.

Si el perro ofrece alguna mejoría durante la dieta hipoalergénica se debe retornar a la dieta original, para confirmar que ésta es la causante de la reacción alérgica. Y con mayor precisión, detectar a qué ingrediente concreto de la dieta original es alérgico el can.

"En casos de alergia es fundamental que el dueño colabore al máximo; eso ayuda a identificar cuáles son los alimentos que están causando la alergia en nuestro perro", continúa la veterinaria. "Por ejemplo: cambiar el arroz por el pollo, éste por el cordero, etc. Así, de forma paulatina, hasta que logremos detectar el ingrediente al que nuestra mascota es alérgica", señala González.

La dieta hipoalergénica, paso a paso

Podemos comenzar por administrar al perro un único ingrediente de la dieta, esperando después el tiempo suficiente para comprobar si es ese ingrediente el que provoca la aparición de la alergia. Si no se observa reacción, pasaremos al siguiente ingrediente de la dieta del perro. El período de vigilancia para cada nuevo ingrediente debe durar en torno a una semana; aunque por lo general los perros desarrollan síntomas de alergia en los primeros días.

En caso de que la alergia haga aparición, hemos de retirar el último ingrediente añadido y esperar a que los síntomas desaparezcan antes de pasar al siguiente ingrediente. Para asegurar el éxito del tratamiento, que ha de estar en todo momento supervisado por su veterinario habitual.

Con el fin de evitar acumular kilos de comida desechada en casa, a la que nuestra mascota es alérgica, lo ideal es realizar estas dietas hipoalérgicas con envases pequeños de comida para perros. Incluso muestras comerciales que ofrecen los veterinarios.

Fuera las golosinas

Cuando se trata de identificar el componente del alimento al que el perro es sensible, es importante eliminar de la dieta las golosinas y los juguetes masticables, que pueden contener algún componente alergénico. Conviene vigilar, además, que nuestro perro no toma nada del suelo cuando le sacamos de paseo.

La cooperación del entorno puede ser determinante: todos los miembros de la familia han de estar al tanto de la dieta del animal. De esta forma se evitará que el perro tenga acceso a algún alimento diferente, fuera de la dieta hipoalergénica.

Consejos

  • Observe si su perro se rasca con frecuencia, si sufre inflamación de la piel, descamación o algún síntoma gastrointestinal como vómitos o diarreas.

  • Someta al animal a una dieta hipoalergénica supervisada. Trate de detectar a qué ingrediente es alérgica su mascota. Ponga empeño.

  • Elimine las golosinas. Advierta a toda la familia y amigos de la dieta a la que su perro está siendo sometido.

RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto