Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Mascotas

Perros en el campo, cinco cuidados para ellos

La desparasitación interna y externa, así como el control de la leishmaniosis, son pautas para garantizar el bienestar de un can rural

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: sábado 2 marzo de 2013

Los perros rurales tienen contacto con animales de ganadería. Además, suelen pasar más tiempo a la intemperie. Es decir, están expuestos a más riesgos para su salud que los canes urbanos. A continuación se exponen cinco pautas para cuidar a un perro que vive en el campo. Entre ellas, la desparasitación interna y externa más frecuente, prevenir la leishmaniosis y ofrecerles un refugio adecuado donde guarecerse.

Imagen: rbennett661

Un perro que vive en una zona rural puede estar en contacto con vacas, ovejas, caballos, burros y gatos, además de otros perros. Y suelen hacer mucha vida en el exterior, al aire libre.

Estas condiciones de vida son distintas a las de un perro urbano, que habita en un piso y siempre sale a la calle acompañado de sus dueños. Por ello, los cuidados de los perros que viven y trabajan en zonas rurales deben ser específicos para ellos, para garantizar su salud y bienestar.

Algunas de las pautas que hay que seguir con los perros que viven en el entorno rural son las siguientes:

1- Desparasitación interna del perro rural cada 45 días

Los parásitos internos proliferan entre los perros del ámbito rural, que viven en contacto con animales como vacas, ovejas, caballos y cerdos.

Por ello, es clave desparasitar a estos canes más a menudo, cada 45 días. Los urbanos lo precisan cada tres meses.

Los perros que están en contacto con otros animales del campo requieren una desparasitación interna cada 45 días

Los parásitos internos provocan en el perro enfermedades como la leptospirosis y quistes hidatídicos (cúmulo de larvas parasitarias) que se pueden contagiar a las personas. Por ello, tanto por la salud del perro como de su familia humana, la desparasitación interna del animal es fundamental.

2- Desparasitación externa del perro en el campo

Pulgas y garrapatas proliferan más en zonas rurales, en las que conviven gran cantidad de animales. Las vacas, ovejas y caballos pueden contagiar parásitos externos al perro que vive cerca.

Los métodos que previenen la aparición de pulgas, garrapatas y piojos en el can deben mantenerse todo el año cuando el perro habitan en el medio rural, en contacto con otros animales.

Según José Capacés, veterinario, "el método más eficaz para mantener a raya pulgas y garrapatas son las pipetas, que se usan sobre la piel del perro".

Con una aplicación de este producto el perro queda protegido frente a parásitos externos durante un mes.

Los perros urbanos, según la zona de España donde vivan y si así lo aconseja el veterinario, pueden dejar de utilizar durante el invierno los productos antiparasitarios. Pulgas y garrapatas se mantienen inactivas con las bajas temperaturas.

3- Control y prevención de la leishmaniosis

Los perros que viven en contacto con ganado en zonas rurales necesitan una protección extra contra la leishmaniosis.

Estas precauciones son muy importantes en los lugares de España con más prevalencia del mosquito que transmite el parásito de esta enfermedad: Madrid, Cataluña, Levante, Baleares y Andalucía.

La prevención de la leishmaniosis con productos repelentes de parásitos e insectos es clave para que el perro rural no contraiga esta enfermedad.

"El uso durante todo el año de collares que contienen deltametrina, que repele a los insectos, es fundamental para que el perro no contraiga la leishmaniosis", explica Capacés.

Este veterinario recomienda en estos casos, además, la vacuna contra la enfermedad.

Los controles anuales -a través de un análisis de https://www.consumer.es/web/es/mascotas/perros/salud/vacunas-y-enfermedades/2013/01/30/215594.php">sangre del perro son aconsejables para prevenir esta dolencia.

4- Un refugio para el perro rural

Los perros rurales que duermen en el exterior necesitan una caseta adecuada para guarecerse

No es extraño que algunos canes que viven en el campo duerman en el exterior de la casa. Esto ocurre, sobre todo, si son de trabajo, como los perros pastores. Por ello, necesitan un alojamiento donde refugiarse del frío, el calor y la humedad.

Una caseta para el can debe tener un aislamiento eficaz contra las temperaturas extremas. Y una orientación adecuada, que proteja al can del viento frío del norte y del calor.

5- Supervisión para evitar atropellos, malos tratos y robos

Imagen: OakleyOriginals

Un perro que vive en un entorno rural y sale al exterior de la casa de sus dueños debe estar vigilado. Ello evita que resulte atropellado, robado, sufra malos tratos y sufra accidentes.

La identificación con microchip es obligatoria. Pero, además, es la mejor forma de recuperar a un perro extraviado.

RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto