Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

Aparecen muertos en Tasmania unos 200.000 wallabíes, una especie pequeña de canguro

Según una organización ecologista australiana, los animales fueron envenenados por agricultores

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 27 mayo de 2005
Unos 200.000 wallabíes, una especie pequeña de canguro, han aparecido muertos en una isla de Tasmania, según denunció ayer una organización tasmana de defensa de los animales. Al parecer, los marsupiales fueron envenenados por agricultores.

Más de una docena de agricultores de la isla King utilizaron la semana pasada dosis de monofluroacetato de sodio, un poderoso y polémico veneno conocido también como 1080, para controlar el número de wallabíes, según informó Ivette Watt, portavoz de la organización Contra la Crueldad hacia los Animales de Tasmania. "El uso del 1080 es inhumano porque produce una larga agonía y una muerte horrible. Se tiene que encontrar una solución más compasiva y efectiva para controlar la población de wallabíes", explicó Watt.

Tanto ecologistas como científicos coinciden en que el problema del 1080, que estará prohibido a partir de finales de año en los bosques de Tasmania, se agrava en la medida en que el veneno quedará impregnado en los cuerpos sin vida de estos animales y otros, los considerados carroñeros, comerán estos restos y morirán indirectamente, con el consecuente daño a la cadena biológica.

La Asociación de Agroganaderos de Tasmania, por su parte, desmintió la magnitud de la matanza, aunque no negó el empleo del veneno. El hecho de que se crea que el agente 1080 tiene capacidad para eliminar 200.000 animales "no significa que hayan muerto 200.000 wallabíes", dijo Ian Whyte, portavoz de esa asociación, quien aseguró que el veneno se empleó en cebos de zanahorias colocados en una línea de 115 kilómetros de largo como "último recurso" y bajo estrictos controles gubernamentales.

Los agricultores y ganaderos de la isla King están preocupados por el crecimiento demográfico de los wallabíes, particularmente de las subespecies pademelons y bennetts, porque son competidores naturales para el ganado en lo que a alimentación se refiere.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones