Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

¿Cuánto plástico se recicla en España?

El reciclaje de envases de plástico ha aumentado en nuestro país, pero la mitad de estos residuos todavía acaba en vertedero

Cada ciudadano recicló el año pasado en España 9,5 kilos de plásticos, casi un kilo más que en 2014. Las tasas de reciclaje de estos residuos son cada vez más positivas, pero todavía hay margen de mejora: casi la mitad acaba en vertederos. Este artículo señala el crecimiento del reciclaje de plástico en España, aunque todavía puede y debe mejorar, y cómo se recicla en el contenedor amarillo.

El reciclaje de plástico crece en España

Imagen: Carlos Martínez
El año pasado se reciclaron en España 445.051 toneladas de envases plásticos procedentes del consumo doméstico, un 8,3% más respecto al año anterior. Según estos datos de Cicloplast, sociedad que integra a las empresas del sector de los plásticos para impulsar su gestión ecoeficiente al final de su vida útil, cada ciudadano recicló 9,5 kilos de plásticos, casi un kilo más que el año anterior y siete veces más que en el 2000.

País Vasco, Cataluña y Comunidad Valenciana son las comunidades que más plástico reciclan

Por comunidades autónomas, obtuvieron los mejores resultados en 2015 País Vasco (12 kg/hab), Cataluña (11,5 kg/hab), Comunidad Valenciana (11,1 kg/hab), Andalucía (10,8 kg/hab) y Castilla La Mancha (10,6 kg/hab), detalla Cicloplast.

El reciclaje de estos residuos plásticos no solo posibilita un ahorro de materias primas, agua o energía, sino también evita la emisión a la atmósfera de dióxido de carbono (CO2), principal gas implicado en el cambio climático. Con los envases reciclados en 2015, según datos de Ecoembes, la sociedad que gestiona la recuperación y reciclaje de los residuos del contenedor amarillo y azul, se ahorraron 4,6 millones de megavatios hora (Mwh), energía con la que un coche eléctrico hubiera dado la vuelta al mundo 770.000 veces; 24,8 millones de m3 de agua, con la que se podrían duchar más de seis millones de ciudadanos todos los días durante un mes; y se evitaron 1,2 millones de toneladas equivalentes de CO2, similar al que emiten más de 500.000 coches.

Imagen: Ecoembes

El reciclaje puede y debe mejorar

El crecimiento del reciclaje de envases plásticos es positivo, pero no hay que olvidar que casi la mitad de estos residuos acaba en vertederos, según datos de Cicloplast. Es decir, que no recuperar estos desechos conlleva un importante impacto ambiental y pérdida de recursos.

En este sentido, la basura tiene un gran potencial que se desperdicia, como se pudo comprobar el mes pasado en el barrio barcelonés de Sarrià Vell. La asociación ecologista Centre d'Ecologia i Projectes Alternatius (Cepa) analizó varias bolsas de residuos de fracción resto (en teoría basura que no se puede reciclar) recogidas de forma aleatoria por sus calles y descubrió que el 94,2% eran materiales que se podían recuperar y reutilizar. En concreto, el 55,1% en peso eran residuos orgánicos compostables, mientras que un 39,1%, desechos reciclables o reutilizables (como los plásticos). En este vídeo se ve a sus responsables cómo realizan la recogida y análisis de muestras del estudio:

Además de ser beneficioso para el medio ambiente y la economía, aumentar las tasas de reciclaje es también un deber legal. La Unión Europea plantea unos objetivos cada vez más ambiciosos para sus Estados miembros. La Comisión Europea ha propuesto al Parlamento Europeo y al Consejo que se aprueben unos niveles del 55% para los envases plásticos en 2025. En la actualidad, España ha alcanzado el 42,5% de reciclado de envases plásticos domésticos, comerciales e industriales, aseguran desde Cicloplast.

Cómo se recicla en el contenedor amarillo

El contenedor amarillo es el indicado para el reciclaje de los residuos plásticos. En concreto, se deben depositar los siguientes envases: botellas de agua, de refresco, de leche, envases de productos de limpieza, de gel de baño, de colonia, champús y similares, tarrinas de mantequilla, de yogur, bandejas de corcho blanco para alimentos, envoltorios de plásticos de bollería, bolsas de aperitivos, bolsas de plástico de los comercios, etc.

Además de estos envases, el contenedor amarillo también sirve para reciclar los envases metálicos, como botes de bebidas, latas de conserva, bandejas de aluminio, aerosoles, tapas y tapones metálicos, etc., así como los envases brick, como batidos, leche, zumos, caldos, sopas, etc.

Para evitar errores, es conveniente conocer también cuáles son los residuos impropios, desechos que no deberían estar ahí, a pesar de la buena fe de quien los deposita, en muchas ocasiones por desconocimiento, según Ecoembes: perchas, juguetes, pequeños electrodomésticos, ropa, CD, cintas de vídeo o audio, pañales o envases de otros materiales como cartón (cajas) o vidrio (tarros y botellas). En función del tipo de residuo deben ir al Punto Limpio, a los puntos de recogida especial que los ayuntamientos ponen a nuestra disposición. Y si no se puede por las anteriores vías, al cubo de basura tradicional para evitar al menos que perjudique el sistema de reciclado.

Sigue el canal de Medio Ambiente en Twitter @E_CONSUMERma y a su autor @ecienciacom.

RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones