Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

Ejecutivos aprenden de los lobos actitudes de grupo y a aprovechar habilidades

Este proyecto se desarrolla en una finca malagueña en donde vive una manada de estos animales

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 6 enero de 2003
Varios grupos de ejecutivos de empresas multinacionales han pasado en los últimos meses por una finca en la que viven distintas especies de lobos con el objetivo de aprender actitudes de grupo y aprovechar habilidades.

Los ejecutivos acuden al parque para "aprender de los lobos", ya que en cuanto al funcionamiento de un grupo, el de estos animales es "perfecto", afirma Daniel Weigend, psicólogo y responsable de Lobopark, una finca situada en la localidad malagueña de Antequera.

La idea del proyecto consiste en exponer la similitud entre el comportamiento social de los seres humanos y el de los lobos para formar una concepción de la vida jerárquica y social de una manada, mediante observación real y explicaciones de un experto.

Weigend, que ha entrenado a más de 3.000 perros de diferentes razas para cuerpos de policía, militares y seguridad de varios países, destaca que a través de la observación directa de una manada de lobos durante las fases de juego, caza y contactos, se impone la comparación de la vida social de los animales y la proyección de este comportamiento en las personas.

En las 40 hectáreas de terreno que tiene Lobopark conviven perros, caballos, ovejas, pavos reales y once ejemplares de tres razas de lobo, a los que se sumarán el próximo mayo lobos ibéricos.

Los lobos cuentan en esta finca con 30.000 metros cuadrados de terreno cercado y viven "como si estuvieran en libertad, ya que no comen todos los días y parte de su dieta han de procurársela ellos mismos con lo que cazan" en esta zona.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones