Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

El Seprona interviene más de 33 toneladas de madera de Palosanto de Río, especie en peligro de extinción

El comercio, exposición, compra y venta de esta madera son prácticas prohibidas desde 1992

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 14 octubre de 2004
El Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona) ha intervenido más de 33 toneladas de madera de una especie en peligro de extinción, correspondientes a unos mil árboles de Brasil y valoradas en más de tres millones de euros. El operativo se ha desarrollado en las provincias de Madrid, Cuenca, Granada y Valencia, donde se inspeccionaron 21 empresas y establecimientos de elaboración y venta de instrumentos musicales.

En concreto, la madera pertenece a la especie "Dalbergia nigra" (Palosanto de Río), originaria de la Amazonía brasileña e incluida en el Apéndice I de la Convención Internacional sobre Comercio de Especies de Fauna y Flora Amenazadas de Extinción (CITES). El comercio, la exposición, la compra y la venta de esta madera se encuentra prohibida desde 1992.

Según informó el Seprona, la madera era trasladada de Brasil a España, donde tres importantes empresas dedicadas a las manufacturas madereras recibían el cargamento y lo distribuían a sus clientes, algunos de ellos afincados en las provincias de Madrid, Cuenca, Granada y Valencia, así como en terceros países como EE.UU., Alemania, Japón o Canadá.

Los encargados de estas empresas, presuntamente, ofertaban la madera a un precio inferior al del mercado, siempre que el comprador no solicitara la documentación CITES que amparase su legalidad.

Los presuntos responsables de esta trama expedían a sus clientes facturas en las que denominaban a la "Dalbergia nigra" con nomenclaturas tales como "Pitomba", "Caviuna" o "Jacaranda", especies que no están en peligro de extinción.

Los almacenes inspeccionados mantenían la madera mezclada con otras especies de apariencia similar, para de esta manera dificultar su identificación a los inspectores y agentes del Seprona, los cuales han recurrido a análisis microscópicos y de ADN para confirmar su verdadera naturaleza.

Etiquetas:

madera palosanto río

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones