Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

Eutrofización

El agua se contamina con un exceso de nutrientes

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 18 marzo de 2005
Pero como se ha dicho, la eutrofización no significa la muerte total de los habitantes de la zona, sino una pérdida importante de la biodiversidad, es decir, del número de seres vivos. Así, suelen quedar algas de gran tamaño, que los animales del zooplancton no pueden comer, y en los márgenes de los ríos o lagos suelen crecer plantas como berros, lentejas de agua o juncos. En algunos casos, especies adaptadas a esas condiciones invaden las aguas contaminadas, lo que altera de forma grave la fauna acuática. Por ejemplo, en uno de los primeros casos estudiados en el mundo, la bahía de Chesapeake, el mayor estuario de Norteamérica, crecieron, a principios de los 80, boquerones y arenques de agua dulce, inadecuadas para el alimento humano, al tiempo que desaparecieron aves acuáticas y especies que proporcionaban millones de kilogramos de pesca y mariscos.

A pesar de no ser un fenómeno muy bien conocido, los científicos que lo han estudiado lo consideran uno de los problemas más graves de contaminación a escala mundial, porque la biodiversidad de la zona se resiente dramáticamente, disminuyendo el número de especies de seres vivos y aumentando el número de individuos de las pocas especies que quedan. Además de estos efectos, tampoco hay que olvidar que con esta proliferación de algas y plantas en la superficie de las aguas, la práctica de la natación o de otros deportes acuáticos en esos lagos o ríos contaminados se hace prácticamente imposible, o cuando menos desagradable.

En Europa, las zonas húmedas del Suroeste de Europa por aguas procedentes de núcleos urbanos, industriales o vertidos agrícolas son algunas de los lugares con más riesgo de sufrir este fenómeno. En España, por su parte, algunos lugares ya son víctimas de la eutrofización, como el Parque Natural del Aiguamolls de l`Empordà, el Delta del Ebro, la Albufera de Valencia, el Hondo de Elche, las Tablas de Daimiel, las lagunas de la Mancha Húmeda, Doñana, la Albufera de Mallorca o el Parque Natural de la Sierra de Baza, en Granada. Cuando se trata de un fenómeno de contaminación provocado por el ser humano, la eutrofización puede ser considerada un delito.

¿Y cómo recuperar las aguas que han sido contaminadas por la eutrofización? Según los expertos, el control del origen o la causa que la ha motivado es imprescindible, y aunque las medidas correctoras en focos de contaminación puntuales no precisan de inversiones muy costosas, cuando se trata de focos de contaminación difusos o estados irreversibles de los ecosistemas acuáticos, la recuperación puede resultar inabordable.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto