Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

Evacúan a 500 personas por un escape tóxico de un tren de mercancías en Cantabria

El fuerte viento hizo que los efluvios del líquido derramado llegaran hasta las viviendas próximas a la estación

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 29 mayo de 2002
Unas quinientas personas tuvieron que ser desalojadas anoche de sus viviendas de los pueblos cántabros de Bercedo, Cuena y Mataporquera, en la comarca de Campoo, por los efluvios que desprendía un tren estacionado en esta última localidad y que transportaba un material tóxico denominado acrilinitrito. Los vecinos desalojados de sus viviendas pudieron regresar a sus casas al descartarse el riesgo de intoxicación, según informó Protección Civil.

Los técnicos desplazados a Mataporquera para evaluar los daños lograron, antes de las once de la noche cerrar la válvula por la que salía este líquido y constataron que ésta no estaba bien ajustada. Los efluvios del líquido llegaron, por el fuerte viento, hasta las viviendas próximas a la estación, incluso a los pueblos cercanos de Cuena y Bercedo.

Los servicios de emergencia y las autoridades municipales procedieron posteriormente al realojo de los 200 vecinos de Mataporquera, que se alojaron en el centro de salud y en el colegio, y de los 300 de los pueblos colindantes que fueron desplazados a otras poblaciones de las zonas más alejadas del lugar del suceso.

El responsable de Protección Civil en Cantabria, Juan José Fernández, explicó que la situación fue controlada por los técnicos de la empresa Terquisa, propietaria del convoy que portaba el acrilonitrilo.

Según Fernández, técnicos de Renfe también inspeccionaron todo el tren por si hubiese algún otro escape y permitieron al convoy continuar su viaje a Miranda de Ebro (Burgos) con dos técnicos de la empresa para controlar otro posible escape.

Por otra parte, expertos de la Consejería de Medio Ambiente del Gobierno de Cantabria están evaluando el impacto ambiental que puede haber ocasionado en la zona la fuga de este líquido. El acrilonitrilo es incoloro o amarillo, de olor ligeramente picante, inflamable y tóxico que puede formar mezclas explosivas y ser un veneno para el organismo humano ocasionando, en casos leves, irritación en las zonas mucosas, los ojos y la piel, junto a síntomas como profunda fatiga, cefaleas y perturbaciones digestivas.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones