Greenpeace solicita al Gobierno información sobre las capturas ilegales de pez espada

La pesca ilícita, a juicio de la organización ecologista, pone en peligro a la especie y perjudica a los pescadores que respetan la ley
Por mediatrader 3 de agosto de 2004

La ministra de Agricultura, Pesca y Alimentación, Elena Espinosa, recibió ayer por parte de la organización ecologista Greenpeace una petición para que se suministre «más información» sobre las capturas ilegales de pez espada. Asimismo, los ecologistas reclamaron que se hagan públicos los datos de los buques infractores y las sanciones que se han emprendido contra ellos.

Uno de los mayores problemas de la gestión pesquera es, a juicio de Greenpeace, la actividad ilegal que, en el caso de las pesquerías de pez espada, pone en peligro la conservación de una especie de la que dependen 10.000 familias «tan sólo en Galicia». La ministra declaró en el puerto de A Guarda (Pontevedra), uno de los principales puertos de descarga de pez espada, que en lo que va de año «se han rechazado el 36% de las entradas de esta especie en puertos españoles, porque procedían de capturas ilegales».

El aumento de los controles se ha traducido, según todos los indicios, en un incremento de los precios del pescado, algo que repercute en mayores ingresos para los pescadores y que Greenpeace considera muy positivo.

En un escrito enviado ayer a la titular de Pesca, Greenpeace ha solicitado más información sobre los buques que transportaban el pescado ilegal así como sobre las sanciones que se han impuesto contra ellos. «Es fundamental que esta información se haga pública», señalan. «De nada serviría que estos buques sean rechazados en puertos españoles y vayan a descargar su pescado ilegal a otra parte».

Según explicó el responsable de la campaña de Pesca de Greenpeace, Sebastián Losada, han pedido a la ministra información «sobre los barcos que se dedican a estas actividades ilegales, su bandera y las sanciones que les han sido impuestas». «Hacer pública esta información es algo que beneficia a todos los actores que trabajan contra la pesca ilegal», concluyó.