Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente > Energía y ciencia

Hidrobiodiésel, el biocombustible que más crece

El hidrobiodiésel es un nuevo combustible de origen vegetal que funciona sin problemas en cualquier motor diésel

El hidrobiodiésel, o HBD, es un nuevo combustible que se produce con aceites vegetales vírgenes, de fritura reciclados o grasas animales. Se diferencia de otros biodiésel por los procesos que pasa en las refinerías, entre las que destaca la hidrogenación. Sus ventajas para los usuarios de vehículos diésel le han llevado a crecer en España un 872% en 2012 con respecto al año anterior. Este artículo explica las ventajas de hidrobiodiésel y quién lo fabrica, su gran crecimiento y su posible freno, así como los desafíos y críticas de quienes no lo ven tan ecológico.

Hidrobiodiésel, ventajas y quién lo fabrica

Imagen: skidrd
Fuentes consultadas de la Asociación Española de Operadores de Productos Petrolíferos (AOP) aseguran que el hidrobiodiésel es "ideal" para motores diésel convencionales y explican sus ventajas: se puede utilizar de forma pura o mezclado con diésel tradicional, ya que las propiedades son muy similares, y es 100% renovable, 100% bio y 100% de origen vegetal. Además, carece de los problemas del biodiésel convencional (carácter higroscópico, problemas de utilización en climas fríos, estabilidad a la oxidación o compatibilidad con los motores existentes) y su aporte energético al motor de combustión interna es más elevado.

El hidrobiodiésel es ideal para usar en motores diésel convencionales, según la AOP

"El comportamiento en motor es mucho mejor que el biodiésel convencional, porque tiene la misma composición química molecular que un diésel 100% de origen fósil", comentan fuentes de Repsol, uno de los principales impulsores en nuestro país de este nuevo biocombustible. En esta empresa coordinaron el PIIBE (Proyecto de investigación para el impulso del biodiésel en España) que logró la primera prueba industrial para producir HBD. El Centro de Tecnología Repsol ha conseguido demostraciones a escala industrial en sus instalaciones de Puertollano y Cartagena. Desde la compañía aseguran que son capaces de obtener este biocombustible "de forma segura, sostenible y competitiva".

Cepsa es otra de las empresas que ha apostado por este combustible de origen vegetal en España. En 2011 anunciaban el inicio de la producción de HBD en sus refinerías de Huelva y Cádiz tras un proceso de investigación iniciado en 2007.

A nivel mundial, según la AOP, el principal productor de hidrobiodiésel es la compañía finlandesa Neste Oil, que tiene una capacidad de producción de unos dos millones de toneladas anuales.

El gran crecimiento del hidrobiodiésel y su posible freno

El hidrobiodiésel ha experimentado un gran crecimiento en nuestro país. La Comisión Nacional de la Energía (CNE) aprobó en 2011 su inclusión en la orden de fomento de biocarburantes. Sus responsables señalaron que el HBD sería fundamental para aumentar el uso de biocombustibles en el transporte dentro de los objetivos marcados por la Unión Europea.

La web Energías Renovables destaca los datos de la CNE sobre este combustible de origen vegetal: de los 91.196 m3 vendidos en 2011, se ha pasado a los 886.495 m3 de 2012, lo que supone un incremento del 872%. La subida podría haber sido incluso mayor: de subir 40.000 m3 en noviembre de 2012 pasó a bajar 10.000 m3 en diciembre.

Los recientes cambios en los objetivos gubernamentales para el uso de biocombustibles en el transporte podrían frenar el desarrollo del HBD. En 2012, el Gobierno se planteó que la presencia de biocombustibles en gasóleo y en carburantes en general tenía que ser del 7% y el 6,5%, respectivamente, unos objetivos cumplidos con más del 9% y el 8%. Sin embargo, la reciente decisión institucional ha rebajado para 2013 los objetivos al 4,1% en gasóleo y carburantes en general.

Desafíos y críticas al hidrobiodiésel

Desde la AOP señalan que el gran desafío del hidrobiodiésel es rebajar su coste de producción, más elevado en la actualidad que el del gasóleo fósil. Además, recuerdan que la técnica para su producción no se puede emplear en cualquier refinería, ya que la hidrogenación del aceite acarrea la formación de subproductos (CO2, CO y agua), así como un aumento de propano (biopropano) y de consumo de hidrógeno. "El desarrollo técnico impulsará una mejora en este aspecto", vaticinan desde la AOP.

Los expertos de Repsol reconocen como principal desafío del HBD la mejora en la cantidad y logística de suministro de materia prima.

El hidrobiodiésel recibe también críticas de quien no lo considera tan ecológico como afirman sus impulsores. La ONG Ecologistas en Acción se basa en los datos de la CNE para afirmar que los biocombustibles utilizados en España proceden en gran medida de productos alimentarios de otros países.

Según esta asociación ecologista, el HBD "se presenta como un agrocarburante de segunda generación, es decir, que no requiere suelos fértiles para su producción. El origen de este producto, aceite de palma de Malasia e Indonesia, desmiente esta afirmación. Los biocombustibles se producen, en buena medida, a partir de materias primas que servirían para alimentar a poblaciones locales; o que se producen en tierras fértiles donde se podrían cultivar esos alimentos".

RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones