Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

La amenaza del huracán “Emily” obliga a evacuar a 70.000 turistas en México

Cuatro vuelos Madrid-Cancún fueron cancelados ayer ante la inminente llegada del ciclón a la Península de Yucatán

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 18 julio de 2005
México se prepara para enfrentarse al huracán "Emily", que ha alcanzado su máximo nivel tras las fuertes lluvias que acompañaron al ciclón en el Caribe, donde causaron cinco muertos. La titular del Sistema Nacional de Protección Civil de la Península de Yucatán, Carmen Segura, subrayó que el fenómeno meteorológico tiene gran potencial de destrucción, por lo que se han tomado todas las medidas de prevención en la zona.

En los últimos dos días, las autoridades del Estado de Quintana Roo han evacuado a más 70.000 turistas de la isla de Cozumel. El aeropuerto internacional de Cancún estaba ayer abarrotado por miles de turistas que esperaban sus vuelos para abandonar la península. Las autoridades han instalado 2.840 refugios anticiclónicos en los Estados de Quintana Roo, Yucatán y Campeche, con capacidad para unas 340.000 personas.

En España, las compañías Air Madrid, Air Pullmantur, Iberworld y Air Europa suspendieron ayer los vuelos que tenían programados entre Madri d-Cancún. Las aerolíneas ofrecieron a los pasajeros de los vuelos cancelados la posibilidad de cambiar el destino y viajar a Cuba, la República Dominicana o incluso realizar un crucero por el Báltico, con hoteles de similares categorías a las contratadas inicialmente. Según las compañías, la gran mayoría de los viajeros aceptaron la modificación del destino, aunque a los que decidieron suspender el viaje se les reembolsó el importe total abonado.

El último informe del Servicio Meteorológico Nacional (SMN) señala que el índice de peligrosidad del ciclón es "severo". A su paso por la costa sur de Jamaica, el huracán era de categoría cuatro con vientos sostenidos superiores a los 250 kilómetros por hora y rachas de hasta 290, y provocó la muerte de un matrimonio y sus dos hijos.

El SMN indicó que "Emily" sólo se compara en la zona con el fenómeno "Gilbert", que en septiembre de 1988, con vientos sostenidos de hasta 287 kilómetros por hora y categoría cinco, la máxim a de la escala Saffir-Simpson, causó enormes destrozos en Cancún.

Según este organismo, un huracán de categoría cinco tiene un enorme poder destructivo y puede provocar "el derrumbe de techos en muchas residencias. Algunos edificios se desmoronan por completo y el viento se lleva las construcciones pequeñas". Además, señaló que los pisos bajos de todas las estructuras situadas a menos de cuatro metros por encima del nivel del mar pueden sufrir daños graves en una "distancia de hasta 460 metros de la costa".

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones