Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

La distribución espacial de la vegetación puede ser un indicador de desertificación

Un equipo científico ha estudiado formaciones dominadas por el esparto o atocha, uno de los ecosistemas más representativos en España

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 7 septiembre de 2009
desertificación. Tras analizar 29 espartales de Guadalajara a Murcia, los investigadores han concluido que la cobertura de la vegetación perenne es un eficaz sistema de alerta temprana de desertificación en estos ecosistemas.

Los autores han estudiado las formaciones dominadas por el esparto o atocha (Stipa tenacissima), uno de los ecosistemas más representativos de la Península Ibérica. "Las pérdidas de la cobertura vegetal en los ecosistemas estudiados implican una pérdida de la fertilidad y funcionalidad del ecosistema, y favorecen el inicio de los procesos de desertificación", explica Fernando T. Maestre, profesor titular en la Escuela Superior de Ciencias Experimentales y Tecnología de la URJC y autor principal del estudio que ha publicado la revista "Ecology".

Una vez caracterizada la distribución espacial de la vegetación y analizada la fertilidad del suelo y la capacidad del ecosistema de reciclar la materia orgánica en nutrientes asimilables por las plantas, los investigadores demostraron que la distribución espacial de la vegetación en todas las parcelas se caracterizó, desde el punto de vista estadístico, por seguir una distribución potencial "truncada". Esto se produce cuando se pierden las manchas de vegetación de mayor tamaño.

A pesar de ello, "las parcelas estudiadas mostraron, por ejemplo, una gran variación en aspectos tan importantes como el contenido de nitrógeno y el fósforo, y muchas de ellas no presentaban ningún síntoma de sufrir procesos de desertificación", apunta Maestre. Los investigadores encontraron, además, que la cobertura total de la vegetación estaba relacionada "positiva y significativamente" con la fertilidad del suelo.

Los investigadores han determinado que la cobertura de la vegetación perenne, "un parámetro fácilmente obtenible mediante muestreos en campo o con fotografías aéreas", puede utilizarse "de forma satisfactoria y robusta" para evaluar la aparición temprana de procesos de desertificación en los espartales semiáridos.

Importancia de la alerta temprana

Identificar que un ecosistema concreto se desertifica es de "gran importancia" para identificar las causas que están provocando su desertificación y conocer cómo este complejo fenómeno puede afectar a su funcionamiento y los servicios que presta. "La búsqueda de indicadores de alerta temprana de desertificación permite establecer medidas de gestión y restauración antes de que el proceso de degradación del ecosistema sea irreversible", señala Maestre.

España es el país europeo con mayor riesgo de desertificación. Según las estimaciones del Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino (MARM), un 18% de la superficie española presenta un riesgo alto o muy alto de sufrir este fenómeno. La desertificación tiene ya importantes consecuencias desde el punto de vista ecológico y socioeconómico en todo el mundo, y "afecta directamente a unos 250 millones de personas en los países en vías de desarrollo", según las estimaciones que Maestre hizo en otro estudio publicado en 2007 en "Science".

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto