Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

La mitad de las selvas vírgenes que existen en la Tierra desaparecerán en veinte años

Las talas ilegales y las concesiones mineras son las grandes amenazas de estos ecosistemas

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 4 abril de 2002
Las selvas vírgenes del mundo desaparecen a gran velocidad, devastadas por la explotación ilegal de la madera, las concesiones mineras y el avance de la civilización urbana, según se concluye en un detallado y exhaustivo informe realizado la organización ecologista World Resources Institute (WRI) que fue presentado ayer en Washington.

El documento está constituido en realidad por toda una serie de estudios regionales elaborados a lo largo de dos años sobre la mitad de las selvas vírgenes que todavía perviven en el mundo, en particular en Rusia, África Central, América del Norte, Chile, Venezuela e Indonesia.

Un mito

"Mientras examinábamos lo que creíamos que eran vastas extensiones de selvas vírgenes repartidas por todo el mundo llegamos a la conclusión de que estaban convirtiéndose a gran velocidad en un mito", afirma el director del WRI, Jonathan Lash.

Este especialista advierte en concreto de que "una gran parte de la cobertura vegetal que subsiste en el planeta está, en realidad, completamente atravesada ya por rutas y salpicada de concesiones mineras y forestales". Según el WRI, al ritmo actual un 40% de las selvas vírgenes existentes en el mundo habrán desaparecido en los diez o veinte próximos años.

"Los estudios más recientes muestran que en algunos países, hemos subestimado la destrucción" que se está produciendo, concluye Dirk Bryant, codirector de Global Forest Watch, redactora del informe por cuenta del WRI.

Aunque los responsables de esta investigación no se pronunciaron sobre las consecuencias de esta situación, especialistas en medio ambiente llevan años alertando de que la desaparición de grandes masas forestales por la acción del hombre agravará el denominado efecto invernadero y tendrá efectos muy perniciosos sobre el clima y, más concretamente, sobre el régimen de lluvias. La conclusión es que deben adoptarse medidas de forma urgente para atajar la deforestación del planeta.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones