Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

La pesca ilegal amenaza la supervivencia de la merluza negra patagónica

En algunas zonas las existencias de esta especie han disminuido un 99%

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 11 junio de 2002
La merluza negra patagónica, uno de los peces más apreciados del mundo, corre el riesgo de desaparecer a causa de la pesca ilegal. Desde la organización ecologista WWW/Adena, aseguran que la actuales regulaciones internacionales no son capaces de evitar que los "pescadores pirata" pesquen más de cuatro veces la captura permitida de esta especie y su posterior venta en los mercados.

Estos peces, cuya zona de pesca se localiza a lo largo de toda la costa patagónica, son muy sensibles, especialmente, por su lento crecimiento; pueden llegar a alcanzar los 2 metros de longitud, no empiezan a reproducirse hasta que sobrepasan los 6 años y pueden vivir hasta 50 años. Dadas estas características, la pesca ilegal tiene efectos devastadores; en algunas zonas, esta pesca ilegal sin regulación ni registro ha provocado la disminución de las existencias de merluza negra patagona hasta en un 99%.

La Directora del Programa Internacional de Especies de Adena, Susan Lieberman, afirma que si la pesca pirata de esta especie no se para inmediatamente, los stocks restantes también desaparecerán.

Con el objetivo de conservar esta especie, Australia ha propuesto que la merluza negra, tanto patagónica como antártica, pase a formar parte del Apéndice II del Convenio sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres, más conocido como Convenio CITES, cuando celebre su próxima reunión anual en noviembre.

De adoptarse esta propuesta, se pondría automáticamente en funcionamiento un control de su comercio internacional., para que fuera legal y sostenible. El CITES haría extensivo este control a sus 159 Estados Parte, haciendo los controles más estrictos y difíciles de evitar.

Según Lieberman, la inclusión en el Apéndice II resulta crucial para combatir efectivamente la pesca pirata y asegurar el futuro de las merluzas negras como especies. Asimismo, afirma que es la única forma de garantizar a los consumidores la legalidad de las capturas y la ausencia de destrucción de las poblaciones silvestres.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones