Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

La selva tropical indonesia desaparecerá en 15 años, si no cesa la tala ilegal

Responsabilizan a las propias autoridades del país y a diversas compañías y particulares

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 4 marzo de 2003
La selva tropical de Indonesia, que cubre un área de 120 millones de hectáreas, desaparecerá en quince años si continúa la tala ilegal en la zona, según un nuevo análisis realizado por el Ministerio de Medio Ambiente indonesio, en el que se responsabiliza a las propias autoridades indonesias y a diversas compañías y particulares de la destrucción de una de las mayores selvas tropicales del mundo.

"La tala ilegal es muy habitual, sobre todo en la frontera entre Kalimantan y Sarawak, donde están envueltos simples ciudadanos y funcionarios del Gobierno", destacó el viceministro del citado ministerio, Arie Djoerkardi. Para el viceministro, el problema se agrava por la elevada demanda de madera de las industrias, que alcanza los 73,8 millones de metros cúbicos anuales, frente al nivel sostenible de 21,4 millones de metros cúbicos al año.

Djoekardi subrayó que en 2000, el archipiélago indonesio registró una deforestación de 4.000 hectáreas diarias. El funcionario agregó que la flora y la fauna de la isla de Sumatra y la provincia de Kalimantan, en el Borneo indonesio, están amenazadas de extinción debido a la deforestación y la destrucción de su hábitat natural.

Hogar de los orangutanes

Durante las tres décadas del régimen del antiguo presidente Suharto, extensos terrenos de la selva de Kalimantan y de Sumatra fueron otorgados como privilegios a magnates y firmas cercanas al dictador, que los explotaron hasta el límite. En consecuencia, el número de orangutanes originales de Borneo y de algunas partes de Sumatra ha pasado de los 100.000 ejemplares de hace 50 años a los menos de 18.000 de la actualidad, según datos de grupos ecologistas internacionales.

Las sucesivas administraciones no han podido frenar la generalizada tala ilegal, aunque la administración de la actual presidenta, Megawati Sukarnoputri, ha decretado medidas severas contra dicha práctica y la revocación de permisos de algunas empresas madereras.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones