Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

Moyresa y Burge se comprometen con Greenpeace a acabar con la importación y producción de productos transgénicos

La organización ecologista lleva a cabo una campaña de presión sobre las empresas para terminar con la venta de organismos modificados genéticamente

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: sábado 16 febrero de 2002
Las empresas Moyresa y Burge se comprometieron ayer con Greenpeace a acabar con la importación y producción de productos transgénicos, según aseguró esta organización ecologista, que lleva a cabo una campaña de presión sobre las principales empresas españolas para acabar con la venta de organismos alterados geneticamente.

Greenpeace consiguió que Moyresa, que importa el 71% de haba de soja de España, se comprometiera ayer a paralizar la contaminación deliberada de hojas no transgénicas y a ofrecer al mercado español productos no modificados, después de que varios de sus activistas paralizara una de sus terminales en el Puerto de Barcelona para denunciar que esta empresa mezcla soja transgénica de Estados Unidos y Argentina con soja no transgénica de Brasil.

Por su parte, la empresa Burge, productora de harina de soja, también se comprometió a suministrar al mercado español las cantidades de harina no genéticamente modificada que los clientes soliciten.

Tras dos horas de negociaciones con los responsables de Moyresa, los ecologistas consiguieron el compromiso de la empresa, que se hará oficial la próxima semana, de que no mezclarán los dos tipos de soja ni comercializarán productos transgénicos. Moyresa trabaja también con el grano sólido para conseguir harina y aceite de soja.

Los productos que tienden a contener ingredientes transgénicos son el 70% de los alimentos preparados. Juan Felipe Carrasco, responsable de la Campaña de Ingeniería Genética de Greenpeace España, afirmó que aquellos productos realizados con aceite vegetal, lecitina, almidón de maíz, aceite de soja y glucosa son potenciales de ser transgénicos. Por otra parte, Carrasco denunció la legislación del etiquetado, afirmando que muchas multinacionales se acogen a ella para etiquetar sólo si su contenido transgénico es superior al 1%.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones