Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

Nace un ejemplar de «Attacus atlas», la mariposa más grande del mundo, en el Parque de las Ciencias de Granada

Estas mariposas, cuyas alas llegan a los 30 centímetros, viven sólo cuatro o cinco días, tiempo que aprovechan para aparearse

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: sábado 28 febrero de 2004

Javier Pérez, entomólogo del Parque de las Ciencias, explica que la "Attacus atlas" es "una mariposa nocturna que vive en la zona del sureste asiático. Es la más grande del mundo en cuanto a tamaño total de la superficie del ala", que llega a los 30 centímetros. El experto añade como peculiaridad que "no se alimenta y resiste gracias a las reservas que acumula durante el periodo de larva". Por esta razón, su vida como mariposa solamente dura cuatro o cinco días.

Buscar pareja

En este tiempo, su función consiste en buscar pareja, aparearse y, en el caso de la hembra, poner huevos, completando así el ciclo de la mariposa. Nacen al atardecer y por la noche. Su actividad comienza también al ponerse el sol. Las hembras empiezan a aletear con el crepúsculo, llamando a los machos, que patrullan la zona para buscarlas y realizar el apareamiento.

Su colorido es muy llamativo. Tiene muchos matices que van desde el blanco al negro, pasando por violeta, rosáceo, blanco azulado o marrón. Al darles la luz, los pigmentos adquieren un mayor brillo. Otra de las curiosidades es que el borde de cada ala se asemeja a la cabeza de una serpiente, que utilizan para disuadir a sus enemigos. Las hembras se diferencian de los machos por las antenas, ya que las de estos últimos son más frondosas, es decir, tienen más peine o pluma.

Esta característica se debe a la forma de comunicación que establecen entre ellas, por medio de la química. Al moverse por la noche, la vista funciona peor. Ahí es donde la hembra emite las feromonas. El macho las percibe por las antenas y vuela hacia donde está ella; se aparean y queda fecundada. Posteriormente, el macho seguirá buscando otras hembras y éstas se dedicarán a volar y poner los huevos.

La "Attacus atlas" puede poner cerca de 200 huevos, que suelen tener un tamaño de dos milímetros de diámetro. La hembra nace ya con ellos dentro. Si un macho los fecunda, su forma es redonda y se desarrollan los embriones. Si no es así, éstos se van arrugando.

Proceso complicado

En varias ocasiones, los especialistas del mariposario del Parque de las Ciencias de Granada han conseguido completar el ciclo de esta especie, y volverán a intentarlo este año, aunque es un proceso complicado y costoso. Esta mariposa, como cualquier lepidóptero, tiene sus alas cubiertas de escamas. Sin embargo, posee la peculiaridad de que una parte de éstas presenta una serie de manchas triangulares denominadas ventanas, sin escamas, lo que las hace transparentes. Tiene el cuerpo dividido en cabeza; tórax, que es donde van insertadas las alas, y las patas (que son seis en total), junto a los músculos del vuelo; y abdomen, donde se ubica el sistema digestivo y reproductor.

Durante el día, los ejemplares permanecen en reposo, instalados en el tronco de un árbol y ocultos tras las hojas para protegerse de sus depredadores. Entre ellos se encuentran arañas, pájaros y pequeños mamíferos. Cuando están en fase de oruga o larva, las mariposas pueden quedar parasitadas por enemigos como las avispas.

El ciclo de vida de la larva dura entre un mes y mes y medio, aunque este tiempo depende del lugar y la época del año. En invierno, los días son más cortos, hay menos horas de luz y, por lo tanto, menos horas en las que la larva come, con lo cual los ciclos se alargan. Mientras, en verano ocurre todo lo contrario. Este periodo abarca las siguientes fases: desde la puesta de los huevos, pasando por la larva u oruga, la crisálida y la metamorfosis, donde ésta se convierte en mariposa adulta.

Cuando sale del capullo y comienza a dar sus primeros vuelos, la "Attacus atlas" suelta un líquido llamado meconio, formado por todos los productos de desecho procedentes de la metamorfosis y que son las sustancias de la oruga, distintas a las que tiene la mariposa.

El mariposario del Parque de las Ciencias dispone de un sofisticado sistema de climatización que garantiza las condiciones de temperatura y humedad que necesitan las mariposas.

Etiquetas:

atlas attacus mariposas

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto