Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

Naciones Unidas analiza los peligros del mercurio para la salud y el medio ambiente

Este metal pesado se encuentra en muchos productos de uso corriente, como termómetros o pilas

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 10 septiembre de 2002
Desde ayer y hasta el próximo 13 de septiembre, 150 expertos internacionales analizan en Ginebra los efectos nocivos del mercurio para la salud y el medio ambiente, en una reunión organizada por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA).

Según señaló en un comunicado Klaus Topfer, director ejecutivo del PNUMA, "no hay excusas para exponer al hombre y a la naturaleza a niveles peligrosos de sustancias químicas tóxicas", y recordó que el mercurio ha destruido miles de vidas.

La reducción o eliminación de las emisiones de mercurio y de su utilización en productos y procedimientos industriales, así como el aumento de la cooperación internacional y el intercambio de informaciones figuran en la agenda de la reunión.

El mercurio es un metal pesado que persiste en la naturaleza durante mucho tiempo. Una cierta cantidad puede ser producida naturalmente por la roca, el suelo y los volcanes, pero las actividades humanas casi han triplicado las emisiones de mercurio en la atmósfera con respecto a los niveles preindustriales.

"La combustión de carbón en las centrales eléctricas y la incineración de basura figuran entre las principales fuentes de emisiones de mercurio de procedencia humana", explica el PNUMA. "Se encuentra mercurio en muchos productos de uso corriente, como termómetros, pilas eléctricas, pesticidas, y productos farmacéuticos o cosméticos", añade.

La agencia de la ONU destaca que la principal fuente de exposición no profesional al mercurio es el consumo de pescado, ya que los peces carnívoros, tanto de mar como de agua dulce, y los mamíferos acuáticos como nutrias, focas o ballenas, pueden acumular grandes cantidades de mercurio en los tejidos de su cuerpo.

Recuerda además que una exposición crónica, aunque sea de baja intensidad, puede producir daños irreparables en el cerebro, el sistema nervioso y los riñones, en particular en las mujeres embarazadas y en los fetos.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones