Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

National Geographic sugiere en base a imágenes fetales, que el delfín era terrestre y el elefante, marino

El embrión del delfín desarrolla unas pequeñas extremidades a los pocos días de gestación que luego desaparecen

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: domingo 26 noviembre de 2006
Las imágenes en tres y cuatro dimensiones obtenidas por National Geographic en el interior del útero de un delfín y de un elefante sugieren que el hábitat del primero era hace miles de años la tierra y el del segundo, el mar. Las primeras imágenes que se obtienen de la gestación de un delfín (1 año), un elefante (22 meses) y un perro (63 días) son el material del documental "En el vientre materno: mamíferos", que National Geographic Channel estrenará en España el próximo 17 de diciembre.

El desarrollo del delfín plantea un interrogante, según los autores del documental, ya que, a los veinticuatro días de gestación, el embrión desarrolla unas pequeñas extremidades que desaparecen a las dos semanas, lo que sugiere que en algún momento las tuvo para poder desplazarse por un medio sólido. Once semanas después, las aletas del embrión presentan estructuras óseas similares a las manos humanas. En el mencionado documental se puede observar, gracias a la tecnología 4-D, cómo un feto de este animal de ocho semanas nada en el líquido del útero materno.

El feto de delfín, un animal que nunca puede dormirse completamente, porque su proceso de respiración no es autónomo, desarrollará las habilidades necesarias para nadar hasta una velocidad de 35 kilómetros por hora y perseguir objetivos del tamaño de una pelota de ping-pong a 90 metros de distancia.

El desarrollo embrionario del elefante muestra, en contraste con el del delfín, signos de que el hábitat de sus antecesores pudo haber sido el mar y no la tierra. Su trompa permite al animal respirar, aunque tenga la boca sumergida en el agua y, además, desarrolla a los cuatro meses de gestación conductos en forma de riñón, típicos de los peces y las ranas.

Rodada con las últimas tecnologías de ultrasonido e imágenes en tres y cuatro dimensiones generadas por ordenador, el documental muestra el interior del útero de esos animales para enseñar en primer plano los cambios y sensaciones experimentadas por los fetos de los mamíferos.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones