Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

Un incendio arrasa 300 hectáreas de la reserva de la biosfera asturiana de Muniellos

El Gobierno de Asturias ha decretado la alerta máxima en todos los parques naturales de la región

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 5 octubre de 2004
Un incendio provocado ha quemado hasta el momento unas 300 hectáreas de la reserva de la biosfera de Muniellos, en el extremo suroccidental de Asturias, según datos del Gobierno del Principado, que ha decretado la alerta máxima en todos los parques de la región después de que ayer se detectasen dos nuevos fuegos en el Parque Natural de Redes. Estos dos focos, que afectaron a cuatro hectáreas de matorral, se controlaron a última hora de la mañana de ayer.

El pasado sábado por la tarde, una llamada alertó al servicio de emergencias 112 de que los montes de Larón, en las inmediaciones del bosque de Muniellos, estaban ardiendo. Efectivos de Bomberos de Asturias se desplazaron al lugar para controlar el fuego. Las llamas se extendieron a medida que avanzaba la noche, aunque el domingo por la tarde el fuego quedó controlado, lo que evitó que alcanzase la zona osera del monte de Gedrez y del Monasterio de Hermo.

Poco después saltó otra vez la voz de alarma. Un nuevo foco se había desatado en torno a la localidad de La Viliella, esta vez ya dentro de la reserva de la biosfera de Muniellos. Este imprevisto cambio de escenario dejó inoperativos a los retenes durante algún tiempo. Los efectivos fueron desplazados hasta esa zona, mientras se reavivaban las llamas en Larón. A última hora de la tarde del domingo, la situación era crítica.

El servicio de emergencias 112 organizó un dispositivo integrado por cinco helicópteros de Bomberos de Asturias, más de 80 operarios de este cuerpo, personal de la Guardería Rural y de la de Medio Ambiente, un avión anfibio llegado de Ourense y un helicóptero pesado procedente de Toledo. Éstos últimos permitieron durante el día de ayer aumentar la capacidad de descarga de las aeronaves asturianas. También intervinieron la Brigada de Investigación de Incendios del Principado y el Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona) de la comandancia de Oviedo, aunque sus estudios se encuentran aún en fase preliminar.

A media mañana de ayer, los responsables del servicio explicaban que la situación estaba controlada, aunque no se atrevían a dar una cifra aproximada de las hectáreas afectadas. Se calculaban en torno a 200, de matorral y monte bajo (robles y hayas). Por la tarde, el fuego cesó en Larón pero se ensañó con Muniellos. Se produjeron rebrotes en La Viliella, que hacían avanzar el incendio hacia el corazón de la reserva, la zona más afectada hasta el momento. La mayor parte de los efectivos se encontraban en Larón, lo que obligó, una vez más, a reorganizar el dispositivo.

El personal de Bomberos de Asturias trabajaba a destajo para anticiparse a la llegada de la noche. La oscuridad impide la actuación de los medios aéreos para combatir el fuego, lo que limita de forma considerable la eficacia de las labores de extinción. De momento parece que el incendio está controlado, aunque aparecen nuevos brotes de forma continuada.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones