Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Motor > Comprar y alquiler

Alquiler de vehículos

Conocer las condiciones de las empresas de "rent a car" antes de alquilar un coche evita al consumidor gastos innecesarios

img_alquilercoches 1

El sector en España

/imgs/2008/04/alquilercoches-articulo.jpg

Quien desee conducir un turismo nuevo durante unos días, cambiar de vehículo de vez en cuando o darse el capricho de llevar un modelo de alta gama sin que le resulte demasiado caro, lo tiene fácil. Las empresas que se dedican al alquiler de coches, que facturan cada año cerca de 900 millones de euros, ponen a disposición de sus clientes una amplia y variada flota de vehículos para que cada usuario elija el que más se ajuste a sus necesidades. Sin embargo, también es preciso prestar atención y conocer las condiciones que imponen las empresas, el mejor modo de ahorrarse gastos y disgustos innecesarios.

El negocio del “rent a car” factura anualmente en España cerca de 900 millones de euros y tiene aún grandes posibilidades de crecimiento. Según señalan desde la Federación Nacional Empresarial de Alquiler de Vehículos con y sin Conductor, FENEVAL, el sector se encuentra en una situación favorable debido, en parte, a la excelente marcha del turismo receptivo español. No obstante, es un negocio muy sensible a cualquier tipo de cambio y dependiente, en gran medida, de la economía nacional y del turismo.

La fuerte competencia dentro del sector ha hecho que en estos últimos años haya descendido el número de empresas pequeñas y otras vean amenazada su supervivencia por dificultades de adaptación a las nuevas condiciones de un mercado cada vez más competitivo, según aseguran desde FENEVAL, que representa a 450 empresas de alquiler de vehículos. Por este motivo, las compañías han tenido que hacer grandes esfuerzos de readaptación e introducir nuevas tecnologías para mantener sus niveles de crecimiento, rentabilidad y competitividad. De hecho, cada vez son más las reservas que se realizan a través de Internet. Algunas pequeñas compañías suplen las grandes flotas de vehículos de las empresas de mayor tamaño con un trato personalizado al cliente al que dan más facilidades a la hora de realizar los trámites de pago. La guerra de precios también ha traído consigo la utilización de tarjetas de fidelización, acuerdos con compañías aéreas o sistemas de bonificación con puntos.

Usuarios y vehículos

Los clientes de las empresas de alquiler son, mayoritariamente, turistas. En torno al 55% de los usuarios del sector son personas que están de vacaciones en una localidad que no es la suya, y desean conducir un coche propio para recorrer distintos puntos turísticos durante sus días libres. El vehículo alquilado proporciona una libertad de movimientos y horarios que no dan los servicios públicos y se adapta, además, a las necesidades de cualquier cliente. Este tipo de turista viaja principalmente en épocas vacacionales y, sobre todo, a localidades costeras o monumentales así que el “rent a car” crece sobre todo en determinadas temporadas y zonas. Pero además del turismo clásico, España ha experimentado un gran crecimiento en la organización de congresos, reuniones y convenciones. Este tipo de visitantes es otro de los grandes filones de las empresas de “rent a car”, sin olvidar a los hombres y mujeres de negocios, que suponen en torno al 40% de los usuarios de este tipo de vehículos.

En otros países también es frecuente alquilar un automóvil mientras el coche propio está en el taller, algo que, de momento, en España no es tan habitual. Sin embargo, puede que las cosas cambien tras una sentencia que obliga a Mutua Madrileña a pagar los 366 euros que un conductor abonó por el coche de sustitución mientras su vehículo permanecía en el taller. La factura corresponde al coste del vehículo de sustitución, no a la reparación del propio que ya había asumido la aseguradora.

Las empresas de alquiler tienen coches adaptados para personas con necesidades especiales

En cuanto al tipo de vehículo, no existe demasiada diferencia entre el porcentaje de personas que opta por un gran coche y el que elige uno pequeño, pues todo depende de las necesidades del cliente y de sus acompañantes. También hay quien desea darse un capricho y conducir automóviles de alta gama. Para responder a esta necesidad, las empresas de “rent a car” ponen a disposición de sus clientes más exigentes coches como el Peugeot 206 Coupé Cabrio, Mercedes CLK o BMW Z4. Además, existen negocios especializados en alquilar limusinas o coches antiguos para grandes eventos.

Las personas con necesidades especiales también pueden alquilar un automóvil, pues cada vez son más las empresas que ofrecen vehículos adaptados a los discapacitados. Hertz, por ejemplo, ofrece sus Peugeot 307 que disponen de pomo extraíble en el volante, freno y acelerador adaptados a la mano derecha y conducción automática. El precio es el mismo que el de cualquier coche sin adaptar.

Paginación dentro de este contenido


Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones