Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Motor

Condenan a Europistas a indemnizar a los conductores atrapados por la nieve en Burgos en 2004

Deberá devolver el coste del peaje a los más de 4.000 automovilistas afectados

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 13 septiembre de 2006
La Audiencia Provincial de Burgos ha condenado a Europistas a pagar una indemnización a cada uno de los ocupantes de los vehículos que quedaron atrapados en la AP-1 (Burgos-Armiñón) en febrero de 2004, debido a un temporal de nieve. Además, la empresa deberá devolver el coste del peaje a los más de 4.000 conductores afectados. Estas devoluciones ascienden a un total de 70.000 euros.

La empresa recurrirá al Supremo la sentencia

El fallo de la Audiencia condena a Europistas a indemnizar con 150 euros a cada uno de los perjudicados, diez veces el precio del peaje, por los daños morales y patrimoniales que les pudieron ocasionar las retenciones de más de 20 horas que tuvieron lugar en la autopista AP-1 entre Burgos y Armiñón a causa del temporal. Esta indemnización podría ascender a 600.000 euros.

La Audiencia ha basado su decisión en que la retención se debió a la "imprevisión y falta de diligencia operativa de la compañía concesionaria". Asimismo, en la sentencia se recoge que Europistas "no ha ejercitado el plus de diligencia exigible a su condición de compañía concesionaria, incurriendo en una falta de cumplimiento de sus deberes y obligaciones legales y contractuales vigentes sobre seguridad vial en autopistas".

Recurso

Europistas, por su parte, anunció ayer que recurrirá ante el Tribunal Supremo la sentencia dictada por la Audiencia Provincial de Burgos. La empresa defiende que "actuó con la diligencia debida en una situación excepcional tanto climatológica como de tráfico", y aseguró que "siempre ha lamentado las molestias que entonces sufrieron los usuarios".

La compañía asegura mantener una "sincera convicción" en la solidez de sus argumentos y en la forma en que cumplió su deber en aquella situación, por lo que afirmó que defenderá su conducta "ante todas las instancias en las que deba ser evaluada".

Asimismo, la concesionaria considera que las retenciones registradas en la vía los días 27 y 28 de febrero de 2004 se produjeron por "circunstancias excepcionales meteorológicas y de tráfico que no pudieron evitarse, a pesar de que la empresa empleó todos los medios materiales y humanos de que disponía".

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones