Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Motor > Educación y seguridad vial

Mascotas en el coche

Existen varios sistemas en el mercado para que los animales de compañía y los ocupantes del vehículo puedan viajar con seguridad.

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 30 julio de 2003
Las posibles causas de distracción para el conductor aumentan siempre al llevar una mascota dentro del vehículo, por ello hay que contar con las máximas precauciones a la hora de conducir con un animal como pasajero.

La normativa actual sobre el transporte de animales de compañía no prohíbe específicamente que vayan sueltos, aunque si remarca que el conductor "está obligado a mantener su propia libertad de movimientos". De todos modos, es aconsejable que los animales nunca vayan sueltos ya que, según la revista Tráfico de la DGT, un perro de 20 kilos en un choque puede golpear al asiento delantero con una fuerza equivalente a la de un objeto que pesara 600 kilos. No conviene minusvalorar, por tanto, las consecuencias negativas que puede acarrear el hecho de llevar una carga suelta, bien sea el propio animal o la jaula de pájaros, cobayas o cualquier otra mascota, en el interior del automóvil.

Así, es de sentido común observar algunas precauciones básicas para el transporte de animales de compañía en el interior de los vehículos particulares, entre ellas destacan estos sencillos consejos:

1- Con anterioridad al viaje es aconsejable familiarizar a la mascota con el coche y darle un pequeño recorrido para observar su comportamiento. Si el animal está muy inquieto es mejor salir de noche para que pase la mayor parte del tiempo durmiendo.

2- Es importante ubicar el lugar adecuado para la mascota mientras vaya en el coche y evitar colocar bultos que pueden salir despedidos en una frenada y asustar o golpear al animal. No lo lleve en brazos ni lo coloque en asientos con airbag delante.

3- Antes subir al auto hay que asegurarse de que haya hecho sus necesidades. Más tarde se establecerán paradas cada cierto tiempo para que pueda estirar las patas y defecar. Es mejor ponerle la correa antes de abrir las puertas para que no salga corriendo y así evitar accidentes.

4- Si la mascota suele marearse, existen pastillas antimareos y tranquilizantes. También se recomienda que el animal esté en ayunas durante las 12 horas previas al trayecto.

5- No se le debe permitir sacar la cabeza por la ventanilla. Podría golpearse con el pilar del coche o con algún objeto exterior.

6- No hay que dejar nunca a la mascota en el coche con las ventanillas cerradas, y aún menos al sol, ya que en los meses de verano la temperatura interior sube de manera considerable.

En resumen, los animales pequeños pueden viajar en el suelo del lado del copiloto mientras que el lugar de los perros grandes será el asiento de atrás, es por eso por lo que existen cinturones de seguridad especiales para perros, aunque el sitio ideal es la zona de carga separada del resto por una rejilla. Ni el perro ni las jaulas de las mascotas deben viajar en la bandeja trasera, ya que si el coche frenara en seco saldrían disparados.

Etiquetas:

coche mascotas viajar

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones