Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

Advierten sobre la influencia del calor en los trastornos del sueño

El verano se convierte en condicionante del insomnio agudo y del crónico

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 6 agosto de 2002
Especialistas de Hospitales Universitarios Virgen del Rocío de Sevilla advirtieron ayer que los efectos del calor de las noches veraniegas pueden ocasionar trastornos en el sueño de niños y adultos, especialmente en las personas que padecen insomnio, aproximadamente el 10% de la población.

Según los expertos, el verano se convierte en condicionante de los dos casos de insomnio que se contemplan: agudo y crónico. El primero es circunstancial, ya que aparece cuando se atraviesan situaciones críticas en la vida de una persona -como la muerte de un familiar, crisis emocionales, etc.-, y desaparece una vez superado el trauma.

El insomnio crónico, por su parte, es una patología que se desarrolla por diferentes factores, sean psicológicos, malos hábitos, trabajo por turnos, etc.

Recomendaciones

La neurofisióloga de Hospitales Universitarios Virgen del Rocío, Georgina Botebol, recomienda, tanto para insomnes como para personas sanas que detecten dificultades para dormir bien en las noches de verano, establecer un horario regular de sueño, incluso en fines de semana, y dormir lo suficiente como para sentirse satisfechos por las mañanas (una media de 7 a 9 horas diarias).

Asimismo, aconseja cenar regularmente a las mismas horas y de forma ligera, no consumir ni alcohol ni cafeína antes de acostarse, hacer ejercicio con frecuencia, aunque no 2 o 3 horas antes de irse a dormir y suspender las actividades del hogar o el trabajo antes de meterse en la cama, reemplazándolas por la lectura o la música en el salón.

Botebol también recomienda huir de interferencias exteriores -como el ruido- utilizar colchón y almohada apropiados -ni demasiado duros, ni excesivamente blandos- e intentar no dormir siestas que superen los 40 ó 45 minutos.

Etiquetas:

calor sueño trastornos

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto