Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología > Atención sanitaria

Adquirir una silla de ruedas

El costo siempre es abonado íntegramente por la Seguridad Social

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 19 enero de 2006

Para escogen la silla más indicada conviene tener en cuenta ciertos factores, tal y como indican las grandes empresas especializadas y los especialistas médicos.

1. En primer lugar se debe pensar en el uso, ya que varía si éste va a ser en interior o en exterior. Para el primero de los casos es más eficaz una silla con rueda pequeña, que gire más fácilmente y ocupe menos espacio que una grande (especialmente indicada para el exterior). Las sillas estándar tienen distribuido el peso igualitariamente entre las ruedas delanteras y traseras, aunque si se adquiere una silla ligera ajustable esta distribución varía (80% del peso se carga en la parte trasera y el resto en las ruedas delanteras), consiguiendo una rotación mejor. El inconveniente de estas últimas es que son más inestables que las estándar.

2. Accesorios:

Las sillas tienen reposapiés, que pueden ser de tres tipos:

- Fijos: están soldados a la estructura, por lo que su mayor inconveniente reside en la incomodidad que causan cuando la silla tiene que entrar en un ascensor o pasar por un pasillo estrecho.

- Extraíbles: la diferencia con los anteriores es que se pueden poner y quitar a voluntad, con lo que se soluciona el inconveniente de los anteriores.

- Elevables: permiten al usuario graduar la altura a su gusto. Están especialmente indicados para personas con problemas de circulación en las piernas o que deban llevar escayola.

También disponen de respaldo abatible, que permite adaptar mejor la silla a la espalda del usuario para que éste se pueda sentar de una forma correcta.

Los cabeceros sólo son realmente útiles si el usuario no puede sostener la cabeza por si mismo.

El asiento inodoro y los reposapiernas elevables son otros de los complementos que ayudan a mejorar la calidad de vida de la persona discapacitada.

Hay que tener en cuenta que la Seguridad Social se hace cargo del cien por cien del costo de una silla de ruedas. Para ello solamente se deben cumplir varios requisitos:

1. Que la compra sea por prescripción facultativa.

2. Que se adquiera después del informe médico correspondiente.

Después sólo resta rellenar el formulario al efecto y adjuntarle la receta y la factura detallada de la ortopedia.contractual.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones