Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

Castilla-La Mancha inspecciona la seguridad de los envoltorios para alimentos

Analiza las características del producto y la veracidad de todos los datos que acerca del mismo aporta el fabricante

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: domingo 18 agosto de 2002
La Consejería de Sanidad de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, por medio de la Dirección General de Consumo, ha llevado a cabo en los últimos meses una campaña especial de inspección y toma de muestras de papel aluminio y de plástico envolvente de alimentos, que se venden en establecimientos de esta comunidad autónoma.

Según informaba ayer la Junta de Comunidades, el porcentaje de irregularidades afecta a un 40% de las muestras y en ningún caso los fabricantes estaban ubicados en Castilla-La Mancha.

En esta autonomía se vienen realizando inspecciones desde la Dirección General de Consumo con toma de muestras desde el año 1998, principalmente en grandes y medianas superficies, autoservicios y en los tradicionalmente llamados "Todo a 100".

Estas inspecciones analizan las características del producto y la veracidad de todos los datos que a cerca del mismo aporta el fabricante. El mayor porcentaje de irregularidades detectadas en los rollos de papel aluminio y de plástico envolvente de alimentos se ha producido en tiendas "Todo a 100". Los fallos más frecuentes son que el contenido real sea menor que el declarado, falta de datos en el etiquetado, como el domicilio completo del fabricante, o la falta de información sobre precios.

Por otro lado, y dentro de la política de protección al consumidor de la Consejería de Sanidad, la Dirección General de Consumo castellanomanchega ha inspeccionado 10 tipos de planchas eléctricas procedentes de distintos establecimientos de la región, verificando el etiquetado, el certificado de garantía, las instrucciones, el marcado de la Comunidad Europea y otras especificaciones que podrían vulnerar los derechos de información del consumidor.

Al mismo tiempo, los inspectores de la Consejería de Sanidad han revisado la seguridad de las planchas en aspectos como los cables internos, la potencia e intensidad, la protección contra partes activas o la resistencia a la humedad entre otros.

Todas las muestras de planchas han resultado correctas en lo relativo a los mecanismos de seguridad, y, en cuanto a la información obligatoria, solo en un caso se pudo apreciar una pequeña deficiencia respecto a los datos necesarios. La Consejería de Sanidad ha iniciado los trámites necesarios para que la empresa fabricante corrija esta deficiencia.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones