Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

Células madre del abdomen permiten reconstruir las caras de dos adolescentes afectados por una rara enfermedad

La técnica, pionera en Europa, ha sido llevada a cabo en el Hospital Valle de Hebrón de Barcelona

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 9 junio de 2009
Una nueva técnica quirúrgica poco invasiva, pionera en Europa, ha permitido a dos adolescentes (un chico de 13 años y una chica de 14) recuperar su rostro, deformado por una rara enfermedad llamada síndrome de Parry-Romberg, que afecta a tres españoles de cada millón. Ambas intervenciones se llevaron a cabo en el Hospital Valle de Hebrón de Barcelona, cuyo jefe del Servicio de Cirugía Plástica y Quemados, Joan Pere Barret, no dudó en asegurar que con ellas se "han abierto nuevas líneas de trabajo para la medicina".

Esta novedosa técnica consiste en extraer grasa del abdomen del paciente, de donde se separan las células madre, que luego "son mezcladas con el resto del tejido adiposo que se había extraído mediante la liposucción convencional", explicó la doctora Elena Arana, del citado servicio. El material procesado se implanta posteriormente en las áreas que necesitan el relleno, de manera "inmediata y estéril". La operación, que se prolonga durante unas cuatro o cinco horas, "puede llevarse a cualquier tejido blando del organismo".

Este mismo procedimiento se había empleado ya en operaciones de reconstrucción mamaria, pero no había tenido ningún precedente en Europa en la reconstrucción de deformidades faciales graves. Ahora, los especialistas del hospital barcelonés están buscando la manera de extender el tratamiento a otras áreas clínicas. La nueva técnica "hará que otras intervenciones quirúrgicas pasen a la historia", ya que "empiezan a ser obsoletos" tratamientos que fueron descubiertos hace apenas una década, aseguró Barret.

El síndrome de Parry-Romberg se trataba hasta ahora con implantes, microcirugías y transplantes de tejidos, unos métodos que, según explicó el doctor, han generado numerosas secuelas.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones