Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

Científicos afirman que la leche de cabra modificada genéticamente puede ser eficaz contra la malaria

De confirmarse este hecho se podría fabricar una vacuna contra esta enfermedad de menor coste que la producida en laboratorios

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: domingo 6 enero de 2002
Un grupo de científicos estadounidenses ha descubierto que leche de cabra con proteínas genéticamente modificadas pueden ayudar a combatir la malaria, según ha informado la cadena de televisión británica BBC. Este descubrimiento, de confirmarse, puede permitir la fabricación de una vacuna a un coste menor que la producida en laboratorios.

Los investigadores realizaron experimentos con ratones y en un futuro próximo esperan efectuar las pruebas en animales de mayor tamaño y, posteriormente, si los resultados son los esperados, las harían en el hombre.

Según un informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la malaria infecta a entre 300 y 500 millones de personas al año. El 90% de los casos se hallan en el África subsahariana.

"Una vacuna no sólo debe ser efectiva, también su producción debe ser barata, sobre todo si es necesaria en países de escasos recursos", asegura el autor del informe, Anthony Stowers, del Instituto Nacional de Alergia y Enfermedades infecciosas de EEUU.

"La posibilidad de usar animales transgénicos para generar fármacos es muy interesante. Si funciona, un rebaño de cabras puede producir proteínas para la totalidad de África", agrega el científico.

En el pasado ya se habían introducido genes modificados en ciertos animales para producir proteínas para uso médico. En este caso concreto, el doctor Stowers y su equipo investigan la posibilidad de generar proteínas específicas para combatir la malaria. Las pruebas preliminares de este procedimiento en cabras, que aún no han sido publicadas, sugieren ya algunos resultados muy positivos.

Esas informaciones apuntan a que los científicos estadounidenses habrían conseguido atajar la enfermedad en ratones.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones