Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

Dadas de alta dos de las tres niñas de la guardería de Castro que estaban ingresadas en observación tras el fallecimiento de una compañera

Las autoridades sanitarias afirman que los síntomas de la pequeña que falleció no son "típicos" de meningitis pero que se sigue a la espera del diagnóstico

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 3 abril de 2006
El Hospital de Cruces de Baracaldo (Vizcaya) ha dado de alta esta mañana a dos de las tres niñas que permanecían en observación tras el fallecimiento, el pasado viernes, de una compañera de su guardería de Castro Urdiales (Cantabria) que tenía 2 años, y del ingreso posterior de otro compañero, de 3 años, que permanece en estado grave.

Una pequeña falleció el viernes en el ambulatorio de la localidad cántabra por causas que aún se desconocen

Desde la Dirección General de Salud de Cantabria señalaron que el niño, de tres años, seguía ayer en la UCI en estado muy grave. No obstante, ha experimentado «una ligera evolución favorable, aunque persiste la gravedad de su situación», según las mismas fuentes.

Las dos primeras niñas ingresaron el sábado en el centro hospitalario de Baracaldo. Una de ellas presentaba un cuadro infeccioso leve y la otra un cuadro de fiebre. quedando en observación. La tercera menor, de la misma guardería, fue ingresada el sábado a última hora también para su observación.

Evolución "muy rápida"

La consejera de Sanidad y Servicios Sociales de Cantabria, Charo Quintana, explicó hoy que ni los síntomas de la niña fallecida ni del niño ingresado eran "típicos de una meningitis", si bien y dada la evolución "muy rápida" de la enfermedad, se decidió que las tres niñas, con cuadros "respiratorios banales", quedasen en observación por "prudencia".

"No conocemos con certeza el origen del padecimiento" ni de la niña fallecida ni del compañero ingresado de gravedad, quien presenta una ligera mejoría, y a quien la consejera deseó una rápida recuperación.

La titular de Sanidad en Cantabria alabó la decisión del centro hospitalario vizcaíno de mantener en observación a las tres niñas, tras el fatídico caso ocurrido con la niña que perdió la vida, quien al principio presentaba una sintomatología que "no hacía sospechar de un cuadro meníngeo", siendo remitida "a su domicilio en primera instancia", falleciendo horas más tarde.

Muestras a Madrid

La Dirección General de Salud Pública de Cantabria sigue a la espera de los resultados oficiales de la necropsia practicada a la niña el pasado sábado en el Hospital Universitario Marqués de Valdecilla, y cuyos órganos han sido enviados al Instituto de Toxicología de Majadahonda.

Los análisis realizados no confirman todavía que se trate de un brote de meningitis

Pese a no estar confirmado el brote de meningitis, todos los alumnos del jardín de infancia, así como los cuidadores, han recibido a lo largo del fin de semana un tratamiento quimioprofiláctico para esa enfermedad. La medida forma parte del protocolo de actuación puesto en marcha, de forma conjunta, por la Dirección General de Salud de Cantabria, el ambulatorio de Castro Urdiales, el Hospital de Cruces y el Servicio de Vigilancia Epidemiológica del País Vasco.

Asimismo, los responsables sanitarios han mantenido encuentros con los padres en los que se les ha indicado cómo deben actuar en caso de que sus hijos tengan alguno de los síntomas -fiebre y convulsiones- que presentan los cuatro ingresados.

Los progenitores, por su parte, se mostraban "algo más calmados" y "cruzando los dedos" para que no se den más ingresos, reconocía una madre.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones