Día Mundial de la Salud Mental 2014

Con la celebración de esta jornada mundial se pretende luchar contra la estigmatización y la exclusión de las que son víctimas los afectados por una enfermedad mental y sus familiares
Por Montse Arboix 10 de octubre de 2014
Img salud mental hd
Imagen: sanja gjenero

“Abriendo mentes, cerrando estigmas” es el lema escogido para la celebración del Día Mundial de la Salud Mental de este año que, como cada 10 de octubre desde que se instaurara en 1992, se conmemora con el objetivo de aumentar la concienciación sobre los problemas de salud mental de la población. En este artículo se describe qué persigue este año la celebración del Día Mundial de la Salud Mental, cuál es la situación de la salud mental en España y cómo afectan los trastornos mentales a los más jóvenes.

Unidos contra el estigma de la enfermedad mental

Por iniciativa de la Federación Mundial para la Salud Mental (WFMH) con la colaboración de la Organización Mundial de la Salud (OMS), se celebra cada 10 de octubre el Día Mundial de la Salud Mental con un objetivo principal: unificar esfuerzos para la promoción de la salud mental entre la población. La conmemoración de este día, bajo el lema «Abriendo mentes, cerrando estigmas», persigue luchar contra la estigmatización y la discriminación de las que son víctimas tanto las personas con problemas de salud mental como sus integración social, ya que a menudo recae sobre ellos la discriminación asociada. Esto, a menudo, pone freno a que busquen ayuda para su problema de salud o, incluso, a encontrar un puesto de trabajo.

Desde la Organización de las Naciones Unidas (ONU) animan a todos los estamentos de la sociedad a esforzarse para garantizar que estos jóvenes puedan tener una vida plena y saludable, y puedan contar con la ayuda necesaria y en igualdad de condiciones que sus iguales. Por este motivo, para celebrar el Día Internacional de la Juventud, el pasado 12 de agosto, se escogió el lema «La Salud Mental Importa», con el objetivo de concienciar al mundo entero sobre este problema de salud. Esta conmemoración contó con la participación de jóvenes, expertos, miembros de la ONU y de los Estados miembros que debatieron sobre los problemas relacionados.

La salud mental: poca atención especializada

Según la OMS, la diferencia en la distribución mundial de profesionales especialistas en salud mental no pone más obstáculos en el diagnóstico y tratamiento de estas patologías, sobre todo, en países de ingresos medios y bajos. Las diferencias son abismales: en un país de ingresos bajos toca a 0,005 psiquiatras y 0,42 enfermeras psiquiátricas por cada 100.000 habitantes, en comparación con los países de ingresos altos que es de 8,5 y 29,4, respectivamente.

Desde esta organización señalan que la manera de cambiar este escenario pasaría por superar cinco grandes inconvenientes: la no inclusión de la atención de salud mental en los programas de salud pública; la organización de los servicios de salud mental; su falta de integración en el ámbito de la atención primaria; la escasez de recursos humanos para atenderla; y la falta de iniciativa en el campo de la salud mental pública.