El aire de los bares donde se permite fumar está diez veces más contaminado que el de los libres de humo

Trabajadores de la hostelería y fumadores pasivos son los más desprotegidos ante esta contaminación
Por mediatrader 27 de junio de 2007

El aire de bares y restaurantes de menos de 100 metros cuadrados donde se permite fumar -un 90% de los establecimientos españoles- está diez veces más contaminado que el de los locales libres de humo, según revela una investigación realizada por el Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo (CNPT). Trabajadores de la hostelería y fumadores pasivos son los más desprotegidos ante esta contaminación.

Técnicos del CNPT acudieron a medio centenar de locales de fumadores y no fumadores de menos de 100 metros, y a establecimientos de mayor superficie con y sin separaciones físicas con un medidor de partículas finas respirables.

Partículas finas

Concluyeron que en los locales de fumadores la presencia de cientos de partículas dañinas en el ambiente era de 494 microgramos por metro cúbico, mientras que en los espacios que prohibían fumar -apenas un 10%- la cifra ascendía a 48, varios puntos por debajo del umbral de riesgo para la salud, que se encuentra en 65.

Los resultados fueron comparados con la calidad del aire de la calle donde estaban situados esos locales. Además del exceso de aire contaminado en los establecimientos pequeños, los investigadores determinaron que aquellos locales grandes donde los espacios no estaban bien acotados -un 37% de los bares y restaurantes de más de 100 metros-, tenían el triple de partículas suspendidas en las zonas reservadas para no fumadores (172 microgramos) que en la calle (57).

El CNPT advierte que principal agente contaminante de los locales públicos es el humo del tabaco, que contiene 50 componentes cancerígenos

«Estos datos confirman que el principal agente contaminante de los locales públicos es el humo del tabaco, que contiene 50 componentes cancerígenos, y que la única forma de evitarlo es no fumando dentro», según Ángeles Planchuelo, presidenta del CNTP.

Trabajadores de hostelería han hecho llegar sus quejas ante el Defensor del Pueblo por su indefensión. El CNPT cuestiona la situación que expone a «no menos de 800.000 personas» que trabajan en lugares de ocio a «la discriminación de no poder estar protegidos frente al tabaquismo pasivo, cuyas consecuencias en la salud están arropadas hoy por innumerables evidencias científicas».

Trabajo de campo

La investigación del CNPT, integrado por 42 asociaciones científicas del ámbito sanitario, se realizó en medio centenar de locales de Zaragoza entre octubre de 2006 y el pasado mes de mayo, y se trata de una muestra extrapolable al resto de España.