Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

El Hospital de Parapléjicos de Toledo investigará con células madre la posibilidad de reparar lesiones medulares

Este tipo de lesión, que afecta más a la población joven, causa paraplejia o tetraplejia

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 1 octubre de 2002
Cerca de mil lesiones medulares se producen cada año en España, de ellas el 60% provocadas por accidentes de tráfico. Además, la población joven, hasta los 35 años, es la más afectada por este tipo de lesión, que causa paraplejia o tetraplejia. Aunque no se puede ocultar su gravedad, en los últimos años se han efectuado avances que permiten esperar un panorama distinto a los 35.000 afectados que hay en nuestro país.

Entre las vías de esperanza que han abierto los científicos se encuentra la investigación con células madre. Ahora, el Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo, que es centro de referencia para lesionados medulares y recibe pacientes de toda España para su rehabilitación, investigará con células madre la posibilidad de reparar lesiones medulares. "Dentro de las líneas de investigación, está previsto que nuestra Unidad de Investigación inicie todas las vías que se vea que puedan tener éxito. Habrá que atenerse a la legislación respecto a la procedencia de esas células", declaró la doctora Inmaculada Ramos, directora médica de este centro.

Alternativas de investigación

La polémica estriba en la posible utilización de células madre procedentes de embriones. En cambio, "si se obtienen de un tejido adulto, no plantean ningún tipo de problema ético o moral". La Unidad de Investigación de este hospital está funcionando de manera efectiva desde finales de 2001.

Por el momento, según la doctora Ramos, "lo que se está haciendo en la actualidad es la implantación de células gliales, obtenidas del bulbo olfatorio", una línea de investigación que siguen varios equipos en todo el mundo, pero todavía en fase experimental en animales. Hace aproximadamente dos años fueron esperanzadores los resultados presentados por el equipo de la investigadora Almudena Ramón-Cueto, del Instituto de Biomedicina de Valencia. Este equipo consiguió que ratas parapléjicas recobraran la movilidad gracias a un trasplante de células de glía envolvente olfatoria en la médula.

Las células del bulbo olfatorio son las únicas del sistema nervioso central que tienen un efecto promotor en la regeneración de los axones, los "cables" de las neuronas, que se rompen en una lesión medular. Lo que hace peculiar a la glía envolvente olfatoria es que, una vez trasplantada, no permanece estática, sino que recorre la zona dañada para crear un entorno propicio al crecimiento de los axones dañados. Se convierten, así, en "injertos móviles" que acompañan a los axones en regeneración en su recorrido por el interior del sistema nervioso.

De todos modos, aún queda mucho camino por andar (los experimentos con animales acaban de comenzar) y muchas preguntas que responder como si se lograrán los mismos efectos en humanos o si serán estas células capaces de reparar lesiones medulares antiguas o bien si será posible evitar el rechazo del sistema inmune con autotrasplante sin complicaciones asociadas.

Terapia génica

Esta línea de investigación es sólo una más de las abiertas por los investigadores para reparar la médula espinal, incluida la terapia génica, aunque hay que recordar que se encuentran en fase experimental. En cualquier caso, los expertos coinciden en que cualquier tratamiento pasará necesariamente por la combinación de diferentes estrategias curativas.

Mientras, a corto plazo, cirugía, estimulación eléctrica y técnicas de entrenamiento se utilizan para devolver parte de la funcionalidad perdida y mejorar la calidad de vida de las personas afectadas.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones