Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

El Hospital La Fe de Valencia, pionero en el control de los niveles de coagulación de la sangre a través de Internet

Este tratamiento evita que los pacientes anticoagulados tengan que acudir al centro una vez al mes

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 4 enero de 2008
La Red está cambiando la relación médico-paciente. En algunos casos ya no es necesario acudir al hospital para que nos vea el especialista. El último ejemplo lo encontramos en el Hospital La Fe de Valencia, que se ha convertido en el primer centro del mundo en hacer los controles de los pacientes anticoagulados a través de Internet.

En España hay cerca de medio millón de personas que tienen que acudir al hospital una vez al mes para someterse a controles de sus niveles de coagulación de la sangre. En su mayoría son mayores de 70 años con patologías cardiovasculares que siguen un tratamiento por vía oral que hace que la sangre tarde más tiempo en coagular, con el fin de evitar trombosis y posibles embolias.

La iniciativa puesta en marcha por el centro valenciano permite realizar el seguimiento de estos pacientes cómodamente desde casa a través de Internet. La experiencia se ha iniciado con cinco enfermos y pronto se extenderá a los 4.000 anticoagulados que atiende la Unidad de Hemostasia. A estos pacientes se les facilita un aparato medidor de la coagulación que permite analizar la muestra de sangre en cualquier lugar, así como una guía para asegurarse de que realizan correctamente todo el proceso y una clave de identificación personal con la que pueden entrar en un espacio reservado en la página web del hospital.

En ella deben introducir los resultados del análisis. Además, dispone también de un espacio personal para hacer cualquier pregunta o comentario que consideren relevante. Un médico de la Unidad se encarga de hacer el seguimiento y, en caso de ser necesario, de modificar las dosis de medicación de cada paciente. Estos datos quedan registrados automáticamente en la historia clínica electrónica del paciente y pueden ser consultados en cualquier momento por los facultativos de cualquier hospital o centro de salud.

Este control a distancia evita a los enfermos tener que ir cada mes al hospital, donde se les extraía una muestra de sangre mediante una punción en el dedo.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones