Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

El Hospital vizcaíno de Cruces aplica con éxito una técnica pionera contra la epilepsia

Consiste en localizar y anular la zona del cerebro que provoca los ataques epilépticos

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 9 junio de 2004

La epilepsia es una enfermedad crónica del sistema nervioso central que se caracteriza por la aparición de convulsiones o movimientos incontrolados que se repiten con determinada frecuencia. El Ministerio de Sanidad estima que existen unos 200.000 epilépticos en España, lo que supone un enfermo por cada 200 personas y 40 casos nuevos por cada 100.000 habitantes. Son cifras similares a las de otros países occidentales, pero según la neuróloga María Isabel Forcadas -la especialista que ha dirigido la intervención de epilepsia extratemporal en Cruces- se cree que existen muchos más afectados. "Ésta ha sido una afección que, históricamente, nunca ha estado bien vista y aún hoy en día se tiende a ocultar", explica.

La mayoría de los afectados, en un porcentaje "altísimo" -superior al 70% de los casos-, logra controlar perfectamente sus crisis con una terapia farmacológica. Las medicinas permiten hacer una vida "perfectamente normal", explica la jefe de Sección de Neurología del centro vizcaíno. La aparición de casi una decena de nuevos fármacos en la última década ha abierto, además, nuevos horizontes en el tratamiento de la enfermedad.

Sin embargo, existe casi un 30% de pacientes que no responde a las medicinas. El foco causante de sus crisis se encuentra, en casi todos los casos, en el lóbulo temporal del cerebro, que es una de las cuatro partes en que se divide este órgano. Desde hace ya años, existe una cirugía "relativamente sencilla" y más común que garantiza el control de las crisis al 100% a siete de cada diez pacientes. La intervención consiste en extirpar una zona del lóbulo temporal llamada hipocampo.

Operación sofisticada

La cirugía extratemporal es, según Forcadas, "el último eslabón de la cirugía de la epilepsia" y está pensada para resolver las afecciones que tienen su origen en los lóbulos frontal, parietal y occipital del cerebro. "Es, sin duda, la actuación quirúrgica más sofisticada que puede realizarse hoy en una Unidad de Epilepsia", precisa.

El paciente tiene que ser sometido, en primer lugar, a una serie "prolongada" de estudios mediante un sistema de monitorización intracraneal por vídeo, que permite delimitar el punto exacto de donde proceden las crisis. Para comprobar que el foco epiléptico es justo el que señala el vídeo, se practican dos pruebas más, que son una resonancia magnética y una tomografía de emisión de fotón único. Los tres exámenes tienen que coincidir al señalar el lugar de la intervención.

El enfermo tiene que ser operado, por tanto, en dos ocasiones. La primera para colocar una manta de electrodos en el interior del cerebro mediante una cirugía de gran precisión; y la segunda para retirarla y resecar la zona dañada. "Es muy importante delimitar bien el foco a extirpar porque podrían verse afectadas, por ejemplo, las áreas del lenguaje o la sensibilidad", subraya Forcadas. Más del 70% de los afectados intervenidos logra superar sus crisis.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto