Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

El virus del SRAS se ha adaptado al hombre y de momento no perderá peligrosidad

Esta es la conclusión del análisis genético de 14 cepas aisladas en las regiones más afectadas

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 9 mayo de 2003
El coronavirus causante de la neumonía asiática o Síndrome Respiratorio Agudo Severo (SRAS) se ha adaptado a la especie humana y no parece que vaya a cambiar rápidamente hacia formas más benignas, como ha sucedido anteriormente en otras enfermedades infecciosas. A esta conclusión han llegado científicos del Instituto de Genómica de Singapur tras analizar las secuencias genéticas de 14 cepas del coronavirus aisladas en Canadá, Hong Kong, Vietnam, Singapur, Guanzhou y Pekín.

Este estudio detectó 129 variaciones, 16 de ellas comunes, en la secuencia genética de las distintas cepas. Sin embargo, una vez que el coronavirus saltó a la especie humana, ha mantenido prácticamente intacto su código genético. De hecho, las mutaciones observadas en distintos lugares del mundo podrían deberse a una adaptación del virus a los cultivos de células, donde debe multiplicarse en los laboratorios para posteriormente poder descifrar la secuencia de casi 30.000 unidades de ADN que componen su genoma. Esta hipótesis es factible porque este fenómeno ya ha sido observado en el virus de la gripe A.

A la vista de este trabajo, los científicos Earl Brown y Jason Tetro, de la Universidad canadiense de Ottawa, precisan que no hay indicios de que el virus vaya a cambiar rápidamente y surjan cepas mutantes que causen infecciones más leves, un proceso observado en microorganismos que han saltado la barrera de las especies y se han propagado de persona a persona. Los investigadores de los distintos países afectados están procediendo a descifrar el genoma del virus prevalente en su territorio porque, observando las variaciones genéticas, es posible averiguar cómo y desde dónde se introdujo la infección. Además, el catálogo de cambios en la configuración genética del virus será decisivo para desarrollar una vacuna.

En el terreno terapéutico se deja notar la falta de una terapia antiviral eficaz, pero comienzan a acumularse conocimientos médicos como resultado de la intensa práctica clínica -especialmente en Hong Kong, donde el número de hospitalizados es elevado- que pueden mejorar el pronóstico de los pacientes. Así, médicos honkoneses han hallado que el deterioro pulmonar de algunos pacientes se debe a una respuesta acusada del sistema inmune y no a una replicación incontrolada del virus en los pulmones.

Todos los avances sobre la naturaleza del SRAS son útiles, sobre todo cuando la cifra de fallecidos sobrepasa ya la frontera de los 500, después de que ayer se notificaron otras cinco muertes en China, país que encabeza el número de casos con 4.698.

Por otro lado, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha desaconsejado todo "viaje innecesario" a Taipei (Taiwán) y a las provincias chinas de Tianjin y Mongolia Interior debido a la escalada de casos. Mantiene además las recomendaciones de no viajar a Pekín, Hong Kong y a las provincias chinas de Cantón y Shanxi.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones