Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

Entre un 1% y 2% de los españoles padecen trastornos maníaco-depresivos

El paciente, en mayor medida mujeres, puede llevar una vida normal gracias a la medicación diaria

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 30 mayo de 2001
Aproximadamente, entre un 1 y un 2% de la población española sufre trastorno bipolar, una grave enfermedad mental que hace transitar al enfermo de un estado de euforia exagerada a la depresión más incapacitante. La dolencia afecta en un porcentaje más alto a las mujeres. La incidencia media de la enfermedad en Europa oscila entre el 1% y el 5%. Estos datos han sido presentados por una comisión de expertos en enfermedades depresivas reunidos en Madrid.

La enfermedad bipolar, más conocida como maníaco-depresiva, consiste en una alteración de los mecanismos que regulan el estado de ánimo, de forma que los cambios habituales de humor que experimenta cualquier persona se exacerban, con la consecuencia de que en la mitad de los casos el paciente ingresa en un hospital.

Las personas que sufren este problema presentan, durante días, semanas o meses, periodos de pérdida de interés en sus actividades habituales, falta de concentración, intensa apatía y alteraciones del sueño y del apetito. Las personas que padecen estos trastornos pueden estar hasta diez años viviendo con la enfermedad sin saberlo.

Más del 50% de los enfermos maniaco-depresivos están sin diagnosticar o arrastran además un caso de esquizofrenia o de depresión. El 80% de los pacientes ingresados en urgencia en los hospitales españoles durante este año lo hicieron en su fase de euforia. Estos pacientes sufren episodios cíclicos, en los que se sienten capaces de cualquier cosa, gastan su dinero, creen llevar la razón, fases que reciben el nombre de manía o hipomanía, según su intensidad.

Los síntomas más apreciables son entre otros, la irritabilidad, hiperactividad, euforia, locuacidad, aumento del impulso sexual y alucinaciones. En su fase depresiva, padecen apatía, tristeza, falta de concentración, baja autoestima, y ansiedad. Las tentativas de suicidio se dan en el 25-50% de los pacientes bipolares.

Según los expertos, con un tratamiento y una supervisión médica adecuada, se pueden prevenir las fases y lograr que el paciente lleve una vida normal. A este respecto, el presidente de la Asociación de Bipolares de Cataluña, Mariano Leyes, que cuenta con más de 600 asociados, añadió que "el problema está en que cuando el enfermo se ve bien no quiere seguir medicándose, ya que al día, de media, los pacientes deben ingerir entre 6 y 8 pastillas".

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones