Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

Idean un nuevo test para diagnosticar una de las mayores causas de infertilidad masculina

Se trata de la fragmentación de la cadena de ADN de los espermatozoides

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 3 octubre de 2002
Un grupo de científicos del Instituto de Infertilidad Masculina de la Unidad de la Mujer del Hospital USP-Santa Teresa de A Coruña ha desarrollado un test pionero en Europa que permite diagnosticar una de las principales causas de infertilidad masculina y que hasta el momento no podía ser detectada, la fragmentación de la cadena de ADN de los espermatozoides.

El SCD (Sperm Chromatin Dispersion Test) permite identificar esta fragmentación que impide que, una vez unidas la información genética del espermatozoide y su homóloga del óvulo, se produzca la lectura normal de esa información que en circunstancias normales determina el desarrollo del embrión y de los órganos durante el período fetal, según explica Juan Álvarez, director del equipo de investigadores.

Este test surgió del perfeccionamiento de otro desarrollado en Estados Unidos y que actualmente está disponible en 12 países. Los expertos gallegos comenzaron a plantearse la posibilidad de desarrollar un test de la misma precisión pero accesible a los laboratorios convencionales, "ya que el desarrollado en EE.UU. requiere una instrumentación muy compleja y costosa", afirma Álvarez.

Así, los médicos de A Coruña desarrollaron este novedoso test que puede ser realizado en cualquier laboratorio al no necesitar instrumental tan sofisticado, y que permite medir si el ADN que está dentro de la cabeza de los espermatozoides se puede expandir o no, una característica directamente relacionada con la fragmentación de su carga genética.

Las causas que provocan la fragmentación de la cadena de ADN pueden ir desde una gripe hasta el consumo de determinados medicamentos, e incluso por ejercer profesiones consideradas de riesgo como altos hornos, cerámicas, vidrio, etc.

No obstante, Álvarez precisa que estas fragmentaciones son episodios reversibles y pasajeros que desaparecen en el momento en el que se produce la regeneración de espermatozoides, cada 10 semanas aproximadamente.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones