Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

Investigadores brasileños hacen un transplante de células madre para tratar la cirrosis crónica de un enfermo

La dolencia no se cura de forma definitiva, pero el paciente experimenta una mejoría en su salud

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 23 septiembre de 2005
Brasil ha sido escenario de un inédito transplante de células madre en un paciente que padecía cirrosis crónica, anunciaron esta semana científicos del citado país latinoamericano. Se completa así la primera fase de un ambicioso proyecto a largo plazo para el tratamiento de determinadas enfermedades del hígado.

Realizado en Salvador de Bahía (nordeste brasileño) por un equipo de médicos de la Fundación Oswaldo Cruz (Fiocruz), este revolucionario transplante consistió en colocar células madre en un paciente de 49 años. Los investigadores retiraron células madre de la médula ósea del paciente y, tras un proceso de purificación, las volvieron a inyectar en la arteria hepática, encaminándolas de ese modo hacia la lesión producida en el hígado, explicó el doctor Ricardo Ribeiro dos Santos, coordinador del estudio.

El citado especialista explicó que el tratamiento fue probado durante dos años en ratas de laboratorio antes de ser aplicado en humanos. "Utilizamos un método inducido, dándoles a las ratas una dieta compuesta por tetraclorato de carbono y alcohol que les provoca una dolencia similar a la cirrosis crónica", explicó Ribeiro.

La cirrosis, ya sea causada por virus o por ingestión de alcohol, provoca la destrucción de las células del hígado y genera una lesión irreversible. Pero el uso de células madre en las ratas redujo en un 60% la fibrosis hepática, es decir, se produjo una "cicatrización" de esa lesión, afirmó Ribeiro. El doctor dijo que el uso de células madre para tratamiento de dolencias hepáticas en los humanos no apunta a una cura definitiva, sino a "mejorar las condiciones inmediatas de salud".

Otros cinco pacientes hepáticos serán tratados con células madre la próxima semana. Se espera que a fin de año un total de 25 pacientes hayan sido intervenidos. A largo plazo, los especialistas de Fiocruz desean poder aplicar a las enfermedades hepáticas la misma metodología que ya se usa en Brasil para el tratamiento de enfermedades cardíacas, para las cuales está en marcha un ambicioso estudio clínico que emplea células madre.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones