Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

Investigadores de EE.UU. avanzan un posible tratamiento contra el dengue

Esta enfermedad está considerada la patología vírica más importante transmitida por mosquitos

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 20 mayo de 2003
Investigadores del Hospital de Niños de Boston y de la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard (EE.UU.) han encontrado un hueco en la proteína que envuelve el virus del dengue, lo cual podría conducir a un posible tratamiento del mal, según informa la revista de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos. Los expertos afirman que este hueco podría rellenarse con una molécula pequeña, que impediría que la proteína se pliegue en la forma que permite que el virus infecte las células.

El Centro para el Control de Enfermedades de EE.UU. considera al dengue como la enfermedad vírica más importante transmitida por mosquitos. El año pasado se registraron 1,026 millones de casos de esta patología en los países de América Latina y el Caribe, que dejaron 254 muertos. La incidencia del mal fue de 520 por cada 100.000 habitantes en Trinidad y Tobago, 490 en Honduras, 452 en Brasil y 314 en Costa Rica, y prácticamente todos los países americanos registraron casos de dengue.

El dengue y la fiebre hemorrágica de dengue son enfermedades transmitidas por mosquitos portadores de un arbovirus. Los síntomas principales son fiebre, erupciones cutáneas, dolores de cabeza y dolores muy fuertes en músculos y articulaciones.

Cuando un mosquito perfora la piel para succionar sangre, infiltra los virus del dengue, y luego una proteína -denominada "E"- que envuelve al virus, se pliega sobre sí misma y perfora la membrana de una célula. Una vez que el virus ha penetrado en una célula se replica y se propaga a otras células, según explican los científicos norteamericanos, dirigidos por Stephen Harrison, del Hospital de Niños de Boston.

Más específicamente, en el flujo sanguíneo de la persona infectada, la envoltura de proteína E de un virus apunta a una célula, se aproxima con su carga vírica, fusiona la membrana del virus con la de la célula, y descarga los genes del microbio. La proteína E logra todo esto estirándose y doblándose.

Los investigadores han encontrado un pequeño hueco cerca de una "bisagra" de la proteína que podría impedir esos movimientos. En su opinión, si ese hueco puede llenarse con un compuesto medicinal que mantenga la proteína estirada, el virus no sería capaz de fusionarse con la membrana celular.

En cualquier caso, Harrison advierte de que este hallazgo "bien podrían ser una pista errónea, pero nos sugiere un camino interesante para la investigación de compuestos que inhiban el proceso de fusión del dengue".

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones