Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

La neumonía asiática declarada la primera epidemia del siglo XXI

149 profesionales sanitarios de Taiwán piden la dimisión por desconfiar en el sistema de salud

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 20 mayo de 2003
La directora general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Gro Harlem Brundtland, declaró ayer a la neumonía asiática como la primera epidemia del siglo XXI, durante el transcurso de la apertura de la 56ª asamblea general anual de la institución. El Convenio Internacional contra el Tabaquismo y la lucha contra esta enfermedad ocuparán buena parte de los debates del encuentro, que terminará el 28 de mayo.

Brundtland señaló que a su parecer, aunque las recomendaciones de la OMS han permitido salvar muchas vidas, "aún la batalla no está ganada". La enfermedad parece que está empezando a controlarse en China, pero crece en Taiwán y Singapur, con el peligro añadido de que aún no hay un test diagnóstico infalible.

La OMS está sumida en un debate que transciende lo sanitario. Los expertos tratan de conciliar la imposición de medidas drásticas para atajar la epidemia (por ejemplo, la cuarentena) y el respeto a los derechos humanos y la libertad de movimientos. Además, los estrictos controles migratorios pueden dar lugar a violaciones de derechos fundamentales.

Brundtland advirtió además de que el Síndrome Respiratorio Agudo Severo (SRAS) no debe relegar a un segundo plano la lucha contra el sida, la malaria o la tuberculosis, que están diezmando la población de los países pobres. A este respecto, la directora de la OMS exhortó a los estados miembros de esta organización a que cumplan con su compromiso de aprobar un fondo global para combatir las tres enfermedades.

Dimisión en Taiwán

Por otro lado, en Taiwán, 149 miembros del personal sanitario de los hospitales Ho-Ping de Taipei y Chang Gung de Kaohsiung presentaron ayer su dimisión. "No es que no queramos cuidar a los enfermos, sino que hemos perdido la confianza en el sistema sanitario con los brotes de contagio que han llevado a la muerte a dos médicos y cuatro enfermeras", dijo una enfermera de Chang Gung que se retira.

Las protestas de médicos y técnicos asistentes sanitarios ante la escasez de mascarillas protectoras llevó al descubrimiento de que el número de piezas entregadas a los hospitales no coincide con los registros de las recibidas, según una investigación preliminar del Departamento de Sanidad difundida ayer.

Ante esta situación, el presidente de Taiwán, Chen Shui-bian, prometió, para evitar nuevas deserciones, equipos mejores e hizo un nuevo llamamiento a los más de 21 millones de taiwaneses para que se preparen a librar una dura y larga lucha contra la epidemia. "No debemos albergar la vana esperanza de que la isla no sufrirá el impacto de la neumonía atípica, pero debemos reducirlo al mínimo", dijo Chen.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones