La OMS lanza un plan para combatir la tuberculosis «extensivamente resistente»

En España no se ha registrado todavía ningún caso de esta cepa tan peligrosa
Por mediatrader 26 de junio de 2007

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha puesto en marcha un plan para combatir la tuberculosis XDR, más conocida como «extrema» o «extensivamente resistente». Esta cepa, que hasta ahora se incluía bajo el paraguas de tuberculosis multirresistentes, amenaza con extenderse y poner en apuros a los países más desarrollados.

El único estudio mundial realizado hasta la fecha advierte de que es posible que hasta el 19% de los casos considerados como multirresistentes sean en realidad XDR. En España las autoridades sanitarias no tienen recogido ningún caso. Sin embargo, el mapa de la OMS sí incluye a nuestro país dentro del amplio grupo de Estados donde se ha detectado esta variante tan agresiva.

Pese a su resistencia a los fármacos, la XDR se puede curar. El 30%-50% de los afectados en países desarrollados logra salir adelante. El tratamiento eficaz requiere que las seis clases de medicamentos de segunda línea estén a disposición de los médicos. «Los antibióticos a los que recurrimos son fármacos antiguos de más de 50 años, muy difíciles de encontrar. Y, a veces, es necesario pasar por el quirófano para extirpar parte del pulmón», explica el neumólogo Rafael Vidal.

El coste del tratamiento se dispara de los 300 euros de una tuberculosis sencilla hasta los 100.000 euros por enfermo cuando se trata de una XDR.

Lo único «positivo» de esta enfermedad es que se contagia con menos facilidad que las formas más simples de tuberculosis. Se transmite por vía respiratoria. Para contagiarse, bastaría con respirar en una habitación poco ventilada en la que hubiera tosido un infectado. Pero la probabilidad de contagiarse tiene que ver con la propagación de las bacterias y la concentración de infectados.