Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

Las siamesas separadas en Sevilla evolucionan bien y podrán llevar una vida normal

Una de las gemelas tendrá que volver a ser operada para reconstruirle el colon

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 22 noviembre de 2002
Compartían vejiga, intestinos y genitales e hicieron falta 14 horas, -siete horas con cada una- dos quirófanos simultáneos y un equipo médico compuesto por un total de 25 profesionales para separar a las dos siamesas nacidas en Andalucía hace una semana. Todo ello fue posible el pasado lunes en el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla. El equipo médico que intervino a las gemelas aseguró ayer que evolucionan favorablemente y reconoció que la operación fue muy complicada.

Pero la intervención médica no acaba aquí. Una de las pequeñas tendrá que ser operada de nuevo para hacerle, con parte de sus intestinos, el colon, ya que carece de este órgano. A pesar de todo, podrá hacer una vida casi normal. Durante la separación, los doctores decidieron dejar el colon a la niña que tenía mejor riego colorrectal, por lo que a su hermana el colon le será sustituido por una válvula artificial.

No obstante, el equipo médico se mostró optimista, ya que -como afirmó el doctor José Luis Rocha, jefe médico del hospital-, un problema como el de la continencia fecal, "que puede ser un problema evidentemente importante desde el punto de vista psicológico, es menor respecto a una patología tan grave, incluso se podrá resolver". El equipo de cirugía pediátrica aseguró que la intervención fue muy complicada, pero contaron con la ventaja de que las dos niñas no compartían ningún órgano vital como el corazón o el cerebro.

Las gemelas pesaron al nacer un total 3,5 kilos y ahora, una vez separadas, apenas alcanzan los 1.700 gramos. El jefe de servicio de Cirugía Pediátrica del Hospital, Jerónimo Borrero, explicó que las gemelas estaban unidas por una formación gelatinosa, que abarcaba desde la parte superior de la vulva hasta el propio ombligo.

De esta forma, las pequeñas tenían los genitales incompletos, carecían de ano y presentaban fisura vesicointestinal. Esto hizo necesario un exhaustivo estudio previo al caso, que fue calificado de "raro y complejo" por el equipo médico.

Las siamesas evolucionan favorablemente y en dos semanas podrán tomar su primer biberón. Además, si no aparecen complicaciones, podrán estar en su casa en dos meses. De las dos niñas sólo se sabe que nacieron en el hospital gaditano Puerta del Mar, fruto de una gestación que duró 35 semanas y media.

Los padres informaron a través de un comunicado que leyó el subdirector del Hospital Infantil y Maternal, Juan Mellado, su deseo de no proporcionar más información que aquella que ofrecían los médicos, y pedían respeto a preservar su identidad.

Los siameses son gemelos que se forman como consecuencia de la separación incompleta de los dos gametos procedentes de un solo óvulo durante las dos primeras semanas de fase embrionaria, pero este proceso no puede detectarse con una simple ecografía.

De hecho, las pruebas realizadas a la madre de las gemelas siamesas antes de que éstas nacieran no permitieron conocer que las pequeñas estaban unidas por el abdomen y que compartían algunos órganos "sólo que era un embarazo gemelar", según informó ayer en Sevilla Carmen Zamaniego, doctora de la Unidad de Neonatología del Hospital Infantil del Virgen del Rocío.

Las estadísticas desvelan que este tipo de casos tienen lugar en muy raras ocasiones. De hecho, y según los médicos del Hospital Virgen del Rocío, se da uno entre 60.000 ó 80.000 nacimientos, y son más frecuentes en el sexo femenino. El de las siamesas guatemaltecas operadas hace unos meses en Estados Unidos, es otro ejemplo.

Y es que, como añadió Mellado, del total de casos de siameses, el 40% nacen muertos, y el 45% fallecen a las pocas horas de nacer, "por lo que es muy raro acceder a tratamientos y que los gemelos sobrevivan".

Por su parte, el jefe de servicio de Cirugía Pediátrica aseguró que no hay constancia de una causa aparente que justifique el nacimiento de siameses, por lo que considera casi imposible de detectar y estudiar, puesto que cada caso es distinto.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones