Los médicos del CIO reconocen que la contaminación de Pekín puede perjudicar a los deportistas olímpicos

Entre las pruebas que podrían verse más afectadas citan el ciclismo en ruta, el maratón, la natación en aguas abiertas, el triatlón y la marcha
Por mediatrader 18 de marzo de 2008

Una semana después de que Haile Gebrselassie, plusmarquista mundial de maratón, renunciara a la prueba en los Juegos Olímpicos de Pekín por la elevada polución de la capital china, el Comité Internacional Olímpico (CIO) reconoce que el riesgo para la salud de los atletas derivado de esta circunstancia es un hecho.

En concreto, la Comisión Médica del CIO cita el ciclismo en ruta, la bicicleta de montaña, el maratón, la natación en aguas abiertas, el triatlón y la marcha entre los deportes que pueden verse más perjudicados por la contaminación. «Para las pruebas al aire libre que suponen un mínimo de una hora de esfuerzo físico continuo a alto nivel, las investigaciones realizadas de la Comisión Médica indicaron que puede haber algún riesgo», señala el Comité en una nota emitida ayer.

«Plan B»

Ante esta situación, se prevén crear comisiones de trabajo con las federaciones afectadas con el fin de activar un «plan B» en caso de que las condiciones aconsejen no disputar una prueba. Así, se realizarán análisis diarios de la calidad del aire y de las condiciones meteorológicas en la sede Olímpica. De todos modos, el organismo subraya que analizó detenidamente todos los valores sobre la calidad del aire registrados entre el 8 y el 29 de agosto de 2007 -un año antes de los Juegos- y ninguno de ellos resultó preocupante. «Ninguno de los médicos que atendieron a los equipos durante las pruebas test de agosto de 2007 informaron al CIO de problemas de salud relacionados con la calidad del aire», precisa la nota.

La Comisión Médica señala que puede ser que algunas pruebas no se disputen en unas condiciones óptimas y que no se batan récords

Tampoco hubo incidentes destacables durante los Mundiales de Atletismo Júnior de agosto de 2006. «La salud de la gran mayoría de los atletas que competirán en los Juegos no se verá deteriorada», asegura Arne Ljungqvist, presidente de la Comisión Médica. No obstante, reconoce que puede ser que algunas pruebas no se disputen en unas condiciones óptimas y que no se batan récords. «En los deportes en los que vemos un posible riesgo, estaremos atentos a la situación diariamente y tomaremos cualquier decisión que sea necesaria para asegurar la protección de la salud de los atletas», insiste Ljungqvist.

Numerosas críticas

En los últimos meses, la organización de los Juegos Olímpicos se ha encontrado con numerosas críticas e incluso llamamientos al boicot, en la mayor parte procedentes del extranjero. Las revueltas en la capital tibetana y su represión han desatado aún más llamamientos al boicot, que ya fue solicitado por grupos como Reporteros Sin Fronteras (RSF) por la detención de periodistas y «ciberdisidentes».

El presidente del CIO, Jacques Rogge, desaconsejó el boicot tras los incidentes en Lhasa porque «no soluciona nada y sólo penaliza a los atletas».El primer ministro chino, Wen Jiabao, ha admitido que es «inevitable» que en el proceso de organización de los Juegos Olímpicos estén apareciendo problemas. Sin embargo, ha expresado su deseo de que sean resueltos y ha reiterado el llamamiento a que la cita deportiva no sea politizada.

–Contaminación, censura, persecución de disidentes y un largo etcétera de asuntos pendientes ponen en tela de juicio la organización de los Juegos Olímpicos de Pekín.

–La Comisión Médica del Comité Olímpico Internacional reconoció que la alta contaminación que afecta a Pekín puede derivar en “algún riesgo” para los deportistas que participen al aire libre en los Juegos Olímpicos que se disputarán desde el 8 de agosto próximo.

–El procedimiento para evaluar las condiciones “incluirá un análisis diario de la calidad del aire y de las condiciones meteorológicas en la sede, la entrega de informes de la Oficina de Protección del Medio Ambiente de Pekín y la decisión conjunta del COI y de la federación correspondiente de posponer la prueba si es necesario”.