Los productos de fitoterapia han disminuido sus ventas en farmacias, según un estudio

Esta caída puede ser debida a la repercusión que ha tenido la retirada de determinadas plantas medicinales
Por mediatrader 2 de octubre de 2003

El crecimiento acelerado que venía registrando el mercado de la fitoterapia en farmacia durante el último lustro se ha ralentizado. El incremento de facturación se sitúa en estos momentos en un 10% anual y la venta en unidades se ha reducido en un 1%, hasta fijarse en 27 millones.

Según datos recogidos en un informe del Centro de Investigación sobre Fitoterapia (INFITO), esta reducción puede ser debida a la repercusión negativa que ha tenido la retirada de plantas medicinales en herbolarios y otros establecimientos no sanitarios. «La retirada de plantas de herbolario no autorizadas ha creado la falsa imagen de que todas las plantas se comercializan en las mismas condiciones, perjudicando también a aquellas que se dispensan en farmacia que cuentan con un registro sanitario y son fármacos a todos los efectos», explicó Concha Navarro, catedrática de Farmacología de la Universidad de Granada y presidenta de INFITO.

Así, la media de unidades dispensadas por habitante se encuentra en 0,67 envases, aunque Baleares duplica esta cifra con 1,1, seguida de Cataluña (0,9) y Aragón (0,72). Navarra con 0,40, Cantabria, País Vasco y La Rioja (0,50) son las comunidades que menos plantas medicinales de venta en farmacia consumen.

En lo referente a la dispensación, actualmente el 35 por ciento de la fitoterapia se vende en farmacia y el 65 por ciento en otros establecimientos, cantidad que ha aumentado significativamente en los últimos años. De todas formas, en países como Francia o Alemania, el farmacéutico dispensa casi todos los productos basados en plantas.

«De todos los profesionales sanitarios, el farmacéutico es el mejor formado para administrar estos productos, pues durante su licenciatura ha tenido asignaturas básicas y específicas sobre plantas medicinales y su aplicación a la terapéutica», apuntó la profesora de Farmacología Teresa Ortega, vicepresidenta de INFITO.

Las plantas con efecto regulador del tránsito intestinal lideran la dispensación de fitoterapia en farmacia, con 7,3 millones de unidades al año y un 27 por ciento de las ventas totales, según el informe. Dentro de este grupo figuran plantas como el sen, la frángula y la cáscara sagrada, indicadas para cortos periodos de tiempo, o el plantago y el glucomanano.

El segundo grupo de plantas que más se dispensa son las que ayudan a perder peso, con casi 5,5 millones de unidades vendidas y una cuarta parte de las ventas totales. El guaraná, con acción estimulante, o la planta-alimento alcachofa, con acción depurativa, son algunos ejemplos.

En cuanto a las plantas relajantes o facilitadoras del sueño son el tercer grupo terapéutico. La valeriana, la más dispensada en farmacia (2,5 millones de unidades por año), pertenece a este grupo. Le siguen el plantago (unos 2,4 millones) y la soja, que con 1,5, ha experimentado un mayor crecimiento por su eficacia en los trastornos relacionados con la menopausia.